viernes, 18 de junio de 2021

Convivencia en Juventud Olvera 2021

 


Por las circunstancias que estamos viviendo, debido a la COVID-19, no se podrá hacer la tradicional convivencia en nuestra Casa Hermandad, por ello, el equipo de juventud ha creído conveniente realizar un viaje para los jóvenes de la Hermandad, donde se busca fomentar el compañerismo, el respeto y la participación, entre otros. 
Este año venimos con una idea renovada, donde nos enfocamos en la diversión, entretenimiento, cultura, goce y disfrute.

📍 ¿Dónde nos vamos?
A la Sierra de Cádiz, exactamente al camping "Pueblo Blanco", situado en Olvera, aquí podemos disfrutar de la naturaleza de la zona. Un entorno único y con mucho espacio para las distintas actividades que realizaremos.

✅ ¿Cuando?
Los días 16, 17 y 18 de Julio.

🎶 ¿y este año?
Sí, este año volvemos con una temática cultural que enfocaremos a los juegos  y donde como de costumbre también la disfrutaremos en la última noche con una fiesta de despedida.

🎉 ¿Qué actividades?
Vamos a alternar las actividades que nos proporciona el camping, con nuestras propias dinámicas, juegos, gymkhanas,etc.


❗❗❗ ¿Cuáles son las medidas de prevención Covid-19?
El camping nos proporciona todas las medidas de higiene de los espacios comunes como habitaciones, comedor, cuartos de baño, etc. Además como uso obligatorio, la mascarilla y limpieza de manos diarias.

Esto es sólo un avance de los maravillosos días que vamos a pasar en compañía.
Apúntate y sigue creciendo en San Julián.

¡TE ESTAMOS ESPERANDO!

Para más información puedes contactar con el correo: juventud@hermandaddelahiniesta.es


jueves, 17 de junio de 2021

A la memoria de José Manuel Hevia Rodríguez

 


En el día de ayer, 16 de junio nos levantamos con la triste noticia del fallecimiento de N.H.D. José Manuel Hevia Rodríguez, celebrándose hoy en la Parroquia de San Julián a las 12,30 Horas, la misa corpore insepulto.

En la misma, se ha dedicado unas palabras, escritas por nuestro Promotor Sacramental, José Antonio González Ruiz, a nuestro hermano fallecido, en el que se destaca su trayectoria en nuestra Hermandad, y que transcribimos a continuación:


Toda una vida en la Hiniesta

"Así podemos resumir la trayectoria de nuestro hermano José Manuel Hevia. Así lo atestigua su bajísimo número de hermano y su presencia constante en la Hermandad. Su participación en aquel primer grupo joven que tanta huella dejó en el mundo cofrade. En la cuadrilla de costaleros que portó el paso de María Stma.  de la Hiniesta Gloriosa en su Coronación Canónica. En el coro que durante veinte años animó nuestros cultos y celebraciones. Últimamente llevaba con sano orgullo acompañar el Domingo de Ramos a nuestra Madre de la Hiniesta Dolorosa en la última pareja de cirios.

Su matrimonio con Mari Carrasquilla, vinculó a dos familias señeras de la Hermandad. Ocupó por dos veces el cargo de secretario primero en la Junta de Gobierno, la primera siendo Hermano Mayor su suegro, y la segunda siéndolo su padre.

El Señor ha querido llamarlo a compartir su Buena Muerte quizás prematuramente. Hoy nos abruma el dolos por su pérdida, pero nos consuela la serena esperanza de permanecer toda la eternidad junto a la Hiniesta en el cielo"



martes, 15 de junio de 2021

La respuesta azul que nunca acaba


“Bajo el cielo fiel, junio corría
arrastrando en sus aguas dulces fechas”

Octavio Paz

Es este sol brillante que no quiere ocultarse. Ese azul sin, apenas, alba. Estas tardes desnudas. Esos días largos que crecen hasta el solsticio...

Esos días de Corpus,  no en vano junio quiere alargar sus días para imitar la inmensidad de Dios.  La entrega infinita y la fragilidad absoluta. Sonarán las campanas por San Pedro, y antes la noche de San Juan, dos días después de la madrugada más corta. Pero antes aún, celebramos que  Jesús,  nuestro Dios, se nos da en cuerpo y sangre, por entero, como alimento de vida eterna; porque “el que come su carne y bebe su sangre será resucitado el último día…” (Juan 6, 56-71).

Este año tampoco pisamos romero por las calles antiguas, acompañando la custodia que contiene el amor más puro; sin embargo, es inevitable que, además de adorar al Santísimo, el corazón azul y plata lleve sus ojos al recuerdo melancólico y orgulloso de nuestra Chiquitita en su paso procesional.

Faltan pocos minutos para las ocho de la tarde del diecinueve de mayo de 2019. El paso de la Virgen se encuentra parado a escasa distancia de la ojiva. El fiscal de paso y el mayordomo se acercan a nuestro capataz Pedro Ariza, y le hablan al oído, y éste seguidamente toca el llamador del paso y dedica la levantá a la memoria de la madre de un hermano que se fue a su lado, tan solo diez días antes. Los ojos de algunos se nublan de lágrimas y el sonido de las campanitas del baldaquino llegan hasta los álamos del mismo cielo…

Sale la Virgen, suena Hiniesta Coronada, repica enajenado el campanario de San Julián y se pasea perfumando su barrio de alegría, hasta llegar a la casa de la que es su Dueña, en loor de multitudes,  por una calle Sierpes abarrotada, que le llevará a la rampa de siempre… Para que la Giralda suene, mientras se canta la Salve.

A media mañana del día siguiente, van apareciendo caras acontecidas de hermanos que han acompañado al Santísimo desde muy temprano en la procesión de la catedral, por la capilla del Tanatorio de la SE30. Ya no llevan el cordón azul y blanco al cuello y vuelven a vidriarse la vista al abrazar a los familiares de uno de los hermanos más antiguos y más queridos, por su bondad. Ya está, también, a su lado.

La Patrona ha de regresar por la tarde, aunque el Hermano Mayor no lleva la vara dorada. No se encuentra en el cortejo; y cada minuto de aquella procesión de vuelta va su madre en la mente de todos los presentes… A quien él está acompañando…

Pero, María Santísima, Hiniesta Gloriosa Coronada llega a su plaza, y la juventud la espera, para regalarle, una vez más, una petalada… Una petalada en la que va el corazón de todos los presentes: niños, adolescentes, jóvenes, adultos... Llora de emoción aquella que lo hizo posible (como tantas cosas imposibles…), y quien convirtió en tradición que en San Julián llovieran flores los jueves de Corpus al filo de la madrugada.

Nuestra Madre ya está en la puerta. Son las doce de la noche del veinte de junio de 2019. Se dispone a la última chicotá. Desde entonces, no ha vuelto a estar la Virgen en la calle, y ansiamos la belleza en nuestra memoria. Allí están las mismas caras que despedían y rezaban en la mañana, y también lloran… Rebosa el vaso de las emociones, cuando, esta vez Rafael, toca el llamador y dedica la última levantá.

Así de sencillas son las cosas nuestras. Así traspasan las esquirlas del alma. Son esas vivencias, esos recuerdos, esos momentos,  esas nostalgias los lazos que nos unen para siempre,  las que hacen de iris el sendero de nuestra historia, las que hacen invencible esta devoción de siglos. La respuesta a la pregunta, que parece no tenerla, porque nunca acaba, no tiene fin, porque el amor a la Hiniesta es eterno.

Es junio, otra vez, en San Julián…

(A la memoria de José De Alba Castaño, Emilia Pérez Fagundo y Concepción Arroyo Ortiz)


Carlos Castro

Secretario Segundo


lunes, 31 de mayo de 2021

Bitácora de San Julián: Florido Mayo

 

El mes de mayo tiene siempre un marcado significado mariano en el calendario sentimental y religioso de esta ciudad. Es el mes de las flores, el mes de María, el mes en que, ya hace 47 años se coronó canónicamente la imagen gloriosa de nuestra Hiniesta. Por si fuera poco, su coincidencia este año con la celebración de Pentecostés, que en Sevilla y en toda Andalucía e incluso en todo el mundo, es sinónimo de Rocío, de marisma y de Almonte, le da un toque muy especial. No ha habido peregrinación a la aldea de las marismas, pero Ella seguro lucirá espléndida en su querida Almonte. 

La esperanza de amortiguar los efectos del maldito COVID cada vez parecen más claros. Muchos no podrán ver el final de la pandemia, muchos habrán perdido a sus seres queridos en estos tiempos malditos, pero nuestra fe sigue inmutable, incluso fortalecida.

Este año la función conmemorativa de aquel 23 de mayo de 1974, ha vuelto a perpetuar el agradecimiento de todos los hermanos de la Hiniesta a dicho honor. Como viene siendo habitual en todos los actos celebrados últimamente, la asistencia ha sido espléndida. San Julián no olvida a la Patrona de la Ciudad, sino que se siente orgullosa de tenerla en su barrio, de tenerla en su vecindario, de saberla suya, de sentir su protección y de saberse amado por Ella y acompañados en su día a día.



“Con flores a María, que madre nuestra es….” . Eso precisamente fue el sencillo acto de homenaje a quien se ama y respeta. Ofrenda de flores, humilde y simple reconocimiento, de sus devotos en el ofertorio de la misa, una misa en la que la luz en espera de nuevos tiempos ya empezó a iluminar nuestro futuro. Cielo, que como metáfora de lo que ocurre en nuestras vidas, empezó nublado, para convertirse en un azul limpio y cegador durante el transcurso de la ceremonia.

Muchos hermanos jóvenes no recordaran aquel mayo del 74 del siglo pasado, por eso la hermandad ha realizado unos breves pero intensos videos para que se pueda ver por las redes con significativos títulos “ HINIESTA , LO QUE TE HACE UNICA” algo que es más para que todos conozcamos detalles de aquella efeméride, para que todos nos demos cuenta que la HINIESTA es una corporación muy especial que debe enorgullecernos a todos a los que a ella pertenecemos. 

El otro “SEVILLA ES DE LA HINIESTA” algo más que evidente, pero hermoso. Es pasado, presente y futuro de un torrente de emociones que encuentran en su Hiniesta el objetivo final de sus vidas, de sus fracasos y de sus éxitos, porque de ambas cosas está llena la vida. Ella nos da esperanza y fuerza ,y a Ella nos debemos. En tiempos difíciles como los que vivimos es nuestro tesoro más preciado. 

Que Ella sigua siendo nuestra Patrona y Bienhechora como reza su templete de salida. Ahora y por siempre.


NOTA DE CONDOLENCIA


 Damos conocimiento de la triste notica del fallecimiento de N.H.D. Antonio Velasco García.

Hermano antiguo de nuestra corporación y de la querida Hermandad del Rosario de San Julián, en la que ha ostentado cargos en juntas de gobierno, siendo actualmente fiscal de la misma.

Era sacristán de la Parroquia de San Julián desde hacía aproximadamente unos 25 años.

Que el Santísimo Cristo de la Buena Muerte lo acoja en su seno y brille para él, la luz eterna.

jueves, 20 de mayo de 2021

XLVII ANIVERSARIO CORONACION CANONICA DE LA VIRGEN DE LA HINIESTA GLORIOSA

 


FUNCION Y VENERACION CON MOTIVO DEL XLVII ANIVERSARIO DE LA CORONACION CANONICA DE MARIA SANTÍSIMA DE LA HINIESTA GLORIOSA PATRONA DE SEVILLA


CELEBRACION DE LA SANTA MISA 

Domingo 23 de Mayo de 2021 a las 12,00 Horas

Parroquia de San Julián

Oficiada por D. Fernando Reyes Rico párroco de San Julian y Santa Marina, y Director Espiritual de la Hermandad

Durante el ofertorio como viene siendo tradicional se realizará ofrenda floral a la Virgen


EXPOSICION A LA VENERACION DE LOS FIELES

De la bendita imagen de Maria Santísima de la Hiniesta Gloriosa Coronada para recibir las oraciones de hermanos y devotos


HORARIO DE 09,00 A 14,00 Y DE 17,00 A 20,00, TERMINANDO CON EL REZO DEL SANTO ROSARIO

(excepto horarios de misas y celebraciones religiosas parroquiales)


OTROS ASPECTOS DE INTERÉS

  • Este año, además coincidiendo con las jornadas de puertas abiertas organizado por la sección de Hermandades de Gloria del Consejo de Hermandades y Cofradías, la Virgen permanecerá expuesta en Veneración Extraordinaria quedando establecido con el siguiente horario:
          VIERNES 21 DE MAYO DE 17,00 A 20,00 HORAS          
          SABADO 22 DE MAYO DE 10,00 A 14,00 Y DE 17,00 A 20,00

  • El sábado se rezará antes de la misa sabatina una oración comunitaria, que consistirá en el rezo del Santo Rosario, pidiendo el fin de la pandemia. El horario será a las 19,10 y misa sabatina a las 19,30 Horas.
  • Tanto el sábado 22 como el domingo 23, se rezará a las 12,00 horas el Regina Coeli, por parte de todas las Hermandades que participan en dichas jornadas.
  • Durante dichos días, 21, 22 y 23 de mayo, la Diputación de Obras Asistenciales estará recogiendo productos de limpieza e higiene personal, para ayudar a las familias más desfavorecidas.
  • Se retransmitirá por streaming a través de nuestro canal de Youtube, la Función del día 23 de mayo a las 12,00 Horas.
  • En todo momento, se cumplirá con las medidas vigentes en ese momento, de distancia de seguridad y aforo, rogando a los hermanos y devotos atiendan las indicaciones de los Oficiales de Junta.

Damos las gracias a todos los hermanos y devotos por su colaboración y comprensión por la situación que estamos viviendo, y los animamos a participar en estos días tan especiales para nuestra Hermandad.


martes, 18 de mayo de 2021

Esos hilos que nos unen

 


“La de la Virgen de mayo,
la de mi blanca corona...”

Dulce María Loynaz


   Ha florecido mayo sobre la liturgia. Se ha consumado la primavera. La Pascua madura, Jesús asciende a los cielos y el Espíritu Santo va a descender a los apóstoles, reunidos en la mesa, junto a María. Siempre María.

   Es su mes. Es el mes de las flores. Flor de retama, devoción de nuestra vida. Ella es nuestro refugio. Por ello, se sienta a la mesa, junto a nosotros. No es difícil imaginar el miedo,  el vacío que debieron sentir los discípulos cuando Jesús resucitado, desde Galilea, vuelve a la casa del Padre, pensándose abandonados.

    Cuántas veces nosotros hemos sentido lo mismo… Las páginas muertas de nuestra biografía… Aquel frio amanecer,  aquella tarde, que la angustia nos superaba, y salimos a la calle, sólo para buscar a Ella. Pensábamos que nos habían olvidado, que no éramos importante para nadie, y allí estaba esperándonos. De blanco y de pureza.

    Roca firme, pedernal, consuelo y esperanza. Raíz y savia del tronco de seis siglos. Y porvenir en nos. Porvenir,  porque nuestro futuro será junto a la Hiniesta Gloriosa,  o no será.

   Por eso, Ella fue a estar con ellos, a celebrar Pentecostés, para no dejarlos, para aliviar ese temblor oculto de sirga, que entre ellos no se atrevían a admitir. Su sola presencia es serenidad, sotavento de nuestras dudas, es el ancla de nuestra nave en derrota.

   Vivimos el tiempo de las Glorias. Es ese contradictorio e ilusionante mes de mayo que guarda las esencias del helecho. De la luz velada de polen. Del esplendor y de las flores.

    Y lo custodia en este período difícil que nos ha tocado vivir. En este devenir de las ausencias,  en este trayecto inesperado y cuesta arriba…



    Intacta está nuestra ansia. No salió la Salud a la calle, ni hemos visto la Alegría por la Judería. Ni habrá nubes de romero,  ni reflejos en el río de simpecados y carretas de plata...

   Pero habrá veintitrés de mayo. Habrá tres días de puertas abiertas, en comunión con todas las Hermandades de Gloria. Y el domingo volveremos a Ella. Volverán los niños y niñas a ofrecerle las flores de su alma. Volveremos a la mirada inocente a la que le debemos todo.

    Porque, hace cuarenta y siete años, Sevilla coronó a su Patrona. Porque cuentan que Ella dijo “Soy de Sevilla” y la ciudad le respondió que era de Ella.

    No podremos besar sus manos,  pero sí pronunciar en silencio un agradecimiento infinito. Como decía Gerardo Diego: “dejarse florecer durante el mes de mayo de alelíes las manos los ojos de distancia”.

    Cada uno de nosotros, acariciará su medalla, ya sea calada o con reverso repujado, y el cordón que la porta. Esos hilos indiferentes, de plata, blancos, azules, de seda, nuevos o desgastados, pero que lo unen todo. Esa medalla, que llegó a nuestras manos, tal vez de un ser querido…

    Pero, siempre,  y de manera invariable, viene a decirnos lo mismo: Dos palabras que lo dicen todo. En el recodo más valioso de nuestra alma. En lo más hondo. En la eternidad. Siempre. Siempre juntos.



Carlos Castro Arroyo
Secretario Segundo

viernes, 30 de abril de 2021

Bitácora de San Julián: Días de Gloria, Días de Pasión, Días de Esperanza


Han pasado los días grandes de todo sevillano, este año, de nuevo han sido diferentes, pero sin duda alguna gozosos. El Domingo de Ramos, aún sin salir nuestra hermandad, fue un día para el recuerdo. San Julián olía a Hiniesta, quizás más que nunca, porque las ausencias se hacen mucho más presentes. 

Todo salió a la perfección y el comportamiento de hermanos y vecinos fue ejemplar. Fue un día feliz, muy feliz, lleno de esperanza y de amor a Nuestros Titulares. Desde el principio de la mañana hasta el Martes Santo, nuestra Hiniesta lució en un altar magnifico hecho con el amor que Ella se merece, la música y la devoción hizo el resto.

Los días de Pasión fueron, en todas las hermandades de penitencia, una constancia que Sevilla no olvida, que los sentimientos perduran, que nada queda en el olvido, y las palabras de Charles Dickens cobraban un nuevo significado:

“Era el mejor de los tiempos y era el peor de los tiempos: la edad de la sabiduría y también de la locura; la época de las creencias y de la incredulidad; la era de la luz y de las tinieblas; la primavera de la esperanza y el invierno de la desesperación. Todo lo poseíamos, pero nada teníamos, íbamos directamente al cielo y nos extraviábamos en el camino opuesto. En una palabra, aquella época era tan parecida a la actual, que nuestras más notables autoridades insisten en que tanto, tanto en lo que se refiere al bien como al mal, solo es aceptable en grado superlativo”

                                                        Charles Dickens “Historia de dos ciudades”

Y superlativo fue el comportamiento de Sevilla y muy especialmente del barrio de San Julián que supo estar a la altura de nuestros sueños, a pesar de todo, a pesar de los pesares, a pesar de lo difícil del momento, de los sentimientos a flor de piel, hermosa lección del sentir popular de lo que acertadamente se denomina “religiosidad popular”, tantas veces tan denostada pero que para nosotros es esencial, como esenciales son los cultos que se desarrollan durante todo el año para mantener esa fuerza en los momentos claves. La devoción a nuestros titulares es algo que hay que mantener día a día, no solo un día al año, aunque este sea la clave de todo.

Ahora es tiempo de mirar hacia adelante por lo que la misa de celebración de la Coronación Canónica de nuestra Virgen de la Hiniesta Gloriosa, patrona de la ciudad, se nos antoja fundamental. Cuarenta y siete años después de la efeméride, hay que demostrar que estamos todos allí, con Ella. 

Los que la disfrutamos para recordarlo una vez más, los que no estaban en aquel momento para que tengan conciencia que somos una hermandad con historia y raíces. Que el Azul y Plata es símbolo de nuestra inquebrantable unión a nuestros ancestros y a sus devociones mas profundas. La Hiniesta es Domingo de Ramos, pero también es esperanza y fe para todo el año, sin su energía no seriamos nada. Que no se nos olvide.


miércoles, 14 de abril de 2021


 Rotos de dolor, damos conocimiento de nuevo, de la triste noticia del fallecimiento de Dña. Josefa Arriola, madre de N.H.D. Emilio Balbuena Arriola.

Su familia de la Hiniesta se pone a disposición de nuestro hermano para todo lo que le hiciera falta, y más sabiendo por el momento tan duro que han pasado en estas últimas dos semanas.

Elevamos una oración al Stmo. Cristo de la Buena Muerte por su eterno descanso, y pedimos a la Stma. Virgen consuelo a toda su familia para sobrellevar estos delicados momentos.


martes, 6 de abril de 2021

Nota de Condolencia


 Damos conocimiento de la triste noticia del fallecimiento de D. José Balbuena García, padre de N.H.D. Emilio Balbuena Arriola.

Elevamos una oración al Stmo. Cristo de la Buena Muerte por su eterno descanso, y pedimos a la Stma.  Virgen de la Hiniesta dé consuelo a la familia para sobrellevar estos duros momentos. 

sábado, 3 de abril de 2021

ANUNCIAMOS TU MUERTE, ¿PROCLAMAMOS TU RESURRECCIÓN?

 

    Cuando nos acercamos ya a vivir otra Semana Santa, aunque diferente, me atrevo a compartir esta reflexión fruto de mi experiencia docente durante muchos años con jóvenes y adolescentes.

    Siempre al llegar estas fechas, dedicábamos algunos momentos a profundizar en el sentido de los misterios que vamos a celebrar y nos servíamos de nuestras cofradías, de su arte, de sus misterios, de su simbolismo, de su historia…para entender los acontecimientos más importantes de la Pasión y Muerte de Cristo.

    Me gustaba también compartir los sentimientos que movían a muchos de ellos a ser hermanos de una hermandad, encontrando siempre un nutrido grupo de la nuestra.

    Se les iluminaba el rostro al recordar a sus mayores, a los que le llevaron por primera vez al templo; vibraban con la emoción que les producía la estampa de su cristo o de su virgen con tal o cual marcha; vivían ilusionados las tardes que pasaban colaborando con la priostía, con sus ensayos de acólitos, consiguiendo las mejores fotos de los besamanos; contaban con ansias los días que faltaban para vestir sus túnicas y acompañar a sus titulares y solo les entristecía el pensar, que la lluvia pudiera frustrar una nueva Semana Santa.

    Nuestros chicos y chicas estaban preparados para anunciar, como solo Sevilla sabe hacer que, tras el sufrimiento, la burla y el escarnio, Cristo muere en la cruz y no hay posible consuelo para el dolor de su Madre.

    Pero… nos sorprendería comprobar cuántos de estos chicas y chicas apenas una semana después, reconocían abiertamente no creer en la resurrección de Jesús y menos aún en la existencia de esa otra vida feliz y para siempre que Cristo nos promete.

Y yo me preguntaba ¿qué fe estamos trasmitiendo? ¿podemos conformarnos con alimentar una creencia en hechos históricos, en una Madre y un Hijo que más allá de enseñarnos el camino del bien, obran milagros y constituyen para nosotros el refugio de nuestros males?

Podríamos discutir mucho sobre el tema, pero en San Pablo tenemos la respuesta más contundente: “Si Jesucristo no hubiese resucitado, vana sería nuestra fe”.

Desde aquí quiero animar a cuantos tenemos en nuestras manos la misión de evangelizar y de acompañar a nuestros jóvenes - y las hermandades son sin duda un lugar privilegiado para ello - a que no perdamos la oportunidad de que cada encuentro, cada visita al templo, sirva para contagiar la certeza y la alegría de Cristo resucitado.

Llegará un nuevo Domingo de Ramos, nuestros priostes quizás nos vuelvan a sorprender otra vez con una estampa que aflorará nuestros más íntimos sentimientos, y volveremos a estar listos para anunciar la Buena Muerte de Cristo. Pero, sobre todo, hagamos de San Julián el lugar elegido para que como hizo María Magdalena PROCLAMEMOS SU RESURRECCIÓN.

Loli González Ruíz

miércoles, 31 de marzo de 2021

Bitácora de San Julián: Asaltar los cielos

 


    El asalto a los cielos es mencionado en los poemas de Friedich Hölderlin (1770-1843) y con posterioridad ha sido utilizado el término con el significado de alcanzar lo inalcanzable a través del esfuerzo. En este mes de marzo todos los hermanos de la Hiniesta, no solo hemos asaltado los cielos, sino que gracias a Nuestros Titulares lo hemos conquistado, al menos una parte importante del mismo, el referente a nuestras emociones, a nuestras creencias, a nuestra propia identidad como colectivo. 

    El septenario de la Virgen fue el primer aldabonazo, logramos que un lunes de febrero fuese Domingo de Ramos, lo que no es poco. Con solo ver a nuestra Madre Hiniesta subida a su palio vestida de hebrea, nos provoco a muchos un vuelco al corazón. Después vino el septenario en sí, que de la mano de el sacerdote Plácido Manuel Díaz Vázquez se convirtió en un autentico cántico mariano de alcance muy sentimental. No me importa decir que para la mayoría de los asistentes fue la primera vez que escuchamos aplaudir a toda la feligresía al término del mismo. Si el mes de marzo empezó en todo los alto, el final fue el asedio definitivo de la felicidad como hermano de la Hiniesta.


    Difícilmente se olvidará en San Julián este 28 de marzo del 2021, este Domingo de Ramos, sin procesiones, pero con todo el pueblo de Sevilla en la calle. La parroquia y sus calles adyacentes se convirtieron en un mar repleto de sentimientos azules, de amor a Nuestros Titulares, de emociones que se negaban a ser escondidas y que se convertían en un torrente de lágrimas y de agradecimiento cuando se enfrentaban a ese icónico paso del Cristo de la Buena Muerte acompañado esta vez por su Madre y María Magdalena. Stábat Mater de profunda belleza y sobriedad marcado por unas flores que lo hacían diferente y a la vez eterno. Curiosamente la mera colocación de las imágenes cambió el concepto de las mismas, comprendimos en toda su dimensión la tragedia del Calvario. Un Cristo entregado por amor, una María Magdalena que absorta contemplaba el cuerpo muerto de su Maestro y una Madre mirando al vacío que lo contenía todo dándole sentido a lo que sus ojos querían negar. Y por si fuera poco, la música de la Banda de Arahal y de Mairena del Alcor lo acompañaron durante horas, mientras que los fieles transcurrían pausada y devotamente delante de tan bellas imágenes. Convirtieron el templo en calle y ahora sí, los sentimientos en recuerdos.



    No lo olvidaremos nunca, porque frente a tantos males que nos rodean, frente a la adversidad de una pandemia que se resiste a abandonarnos, allí todos sentimos ayuda y amor. Ver como las lágrimas no se podían contener, ver como tanto mayores como niños se entregaban en cuerpo y alma a sus sentimientos mas íntimos, jamás será olvidado, no puede serlo, porque sentimientos tan puros ya no se tienen, desgraciadamente la sociedad los ha olvidado. Es entregarse sin fisuras a los designios del Altísimo a través de su Amado Hijo y su Madre. Todos, cual Magdalena en el calvario, nos limitábamos a mirar embelesados y a proclamar al unísono, “Este es en verdad el Hijo de Dios”.

    San Julián, una vez más se convirtió en la Jerusalén prometida, y sus vecinos, así como los llegados de todos los confines de la ciudad en busca de ayuda y amor, quedaron saciados. Ciertamente no hubo nazarenos en sus calles, ni palio azul bordado de plata, ni claveles rojos en el paso del Señor, ni sus Titulares pudieron acudir de estación de penitencia a la Catedral Hispalense, pero el efecto sanador se cumplió con creces. El Pumarejo, Relator, Feria, Hiniesta, Moravia... geografía sentimental de cualquier devoto de la Hiniesta... se quedaron sin contemplar nuestra cofradía, pero sin duda les llegó el efecto amplificador del latido que venía de un barrio situado junto a la Puerta de Córdoba. Precisamente del sitio que Ella misma eligió, San Julián. Fue hundirse en el pasado para dirigirnos al futuro. Fue asaltar los cielos.    





viernes, 26 de marzo de 2021

Programación Semana Santa 2021 y medidas de seguridad para el Domingo de Ramos


 Damos información detallada de toda la programación para esta Semana Santa 2021, en la Hermandad de la Hiniesta, tanto para el Sábado de Pasión como para el Domingo de Ramos. 

Dichos actos, serán retransmitidos en directo, a través de nuestro canal de YouTube oficial. En las redes sociales de la Hermandad, se irá poniendo los enlaces para acceder a cada acto. Éstos serán los siguientes:

  • Sábado de Pasión: 19,00 Horas, Misa del Domingo de Ramos.
  • Domingo de Ramos
  • Desde las 11:30 hasta las 14:30 Horas, Veneración de los Sagrados Titulares por parte de los hermanos y a las 15:00 Horas apertura de las puertas de la Parroquia.
  • Desde las 15:00 a las 20:00 Horas, Veneración pública de los Sagrados Titulares.
  • De 20:30 a 21:15 Horas, Acto penitencial.
  • 21:30 Horas, Cierre de la Jornada.
  • Lunes Santo: De 09:00 a 13:00 Horas y de 18:00 a 20:30 Horas, Veneración pública de los Sagrados Titulares, excepto horario de misa.
  • Martes Santo: De 09:00 a 13:00 Horas y de 18:00 a 19:30 Horas, Veneración pública de los Sagrados Titulares, excepto horario de misa. 
  • Jueves Santo: A las 18:00 Horas, misa de la Cena del Señor. 

Medidas de Seguridad

Con objeto de velar por nuestro mayor patrimonio, que son los hermanos, la Hermandad de la Hiniesta ha organizado la Veneración Extraordinaria del próximo Domingo de Ramos adoptando una serie de medidas cuyo objetivo es salvaguardar la salud y la seguridad de nuestros hermanos y devotos y siempre siguiendo las directrices marcadas por CECOP.

Rogamos encarecidamente, tengan a bien observarlas en todo momento:

·        El acceso de los hermanos y devotos se realizará de la siguiente manera:

  • Hermanos con Papeleta simbólica: De 11:30 a 14:30 H, por la puerta lateral de la Plaza de San Julián.
  • Hermanos y devotos en general: De 15:00 a 20:00 H, por la puerta principal de la Parroquia.                

Las autoridades sanitarias nos exigen que se mantenga en todo momento la distancia de seguridad interpersonal incluso fuera del Templo. Para ayudar a ello el recorrido estará señalizado debidamente con marcas en el suelo.

·       Para acceder al Templo es obligatorio usar el gel hidroalcohólico, que estará a disposición en el control de acceso además de pasar un control de temperatura. El impacto que el COVID-19 está teniendo en la sociedad nos llevan a cumplir las recomendaciones sanitarias para tratar de preservar la seguridad en todo momento.  

·   Se accederá al altar a través de un circuito señalizado debidamente, no estando permitido permanecer de manera prolongada en el interior de la Iglesia por motivos sanitarios. Los mayores riesgos de contagio se presentan en las aglomeraciones de personas. Por ello, las autoridades sanitarias y civiles de la ciudad nos han hecho especial hincapié en que debemos, en todo momento, garantizar una ventilación adecuada y evitar que se formen agrupaciones de hermanos y asistentes que pongan en riesgo la salud general. 

·        La salida se realizará por la Puerta de la Calle Moravia. Rogamos que, en la medida de lo posible, se eviten formar grupos en las inmediaciones de la puerta de salida con objeto de favorecer el tránsito de personas manteniendo las directrices sanitarias

·        La Hermandad contará en todo momento con un servicio de atención sanitaria operativo ante cualquier contingencia.

·        A las 20:30 se realizará un acto piadoso sustitutivo de la Estación de Penitencia. Con el objeto de cumplir igualmente con las recomendaciones sanitarias, la Veneración Extraordinaria concluirá a las 20:00 para desalojar el Templo.

 ·        El acceso al acto piadoso se realizará por la Puerta lateral de la plaza de San Julián y será de entrada libre hasta completar aforo máximo permitido

miércoles, 17 de marzo de 2021

Semana Santa 2021


 

De acuerdo con las normas dictadas por la Delegación Diocesana, y teniendo en cuenta las indicaciones de nuestro Párroco y Director Espiritual, los actos y cultos previstos por la Hermandad de la Hiniesta para la próxima Semana Santa de 2021 son los siguientes:

  • Sábado de pasión a las 19:00 Horas: Misa del Domingo de Ramos.
  • Domingo de Ramos a las 10:00 Horas: Misa de Palmas de la Parroquia de San Julián.
  • Domingo de Ramos, desde las 11:30 a las 14:30 Horas: Acto de Veneración de los hermanos a las Sagradas Imágenes Titulares de nuestra Hermandad. 
  • Domingo de Ramos desde las 15:00 a las 20:00 Horas: Veneración pública a las Sagradas Imágenes Titulares de nuestra Hermandad. 
  • Domingo de Ramos de 20:30 a las 21:30 Horas: Acto Penitencial sustitutivo de la Estación de Penitencia. 
  • Lunes Santo con el siguiente horario: 9:00-13:00 Horas y de 18:00-20:30 Horas, salvo horario de Misas en la Parroquia: Veneración pública a las Sagradas Imágenes Titulares de nuestra Hermandad. 
  • Martes Santo con el siguiente horario: 9:00-13:00 Horas y de 18:00-19:30 Horas, salvo horario de Misas en la Parroquia: Veneración pública a las Sagradas Imágenes Titulares de nuestra Hermandad. 
  • Jueves Santo a las 18:00 Horas: Misa de la Cena del Señor. 


La veneración de los hermanos

Entre todos estos actos, en que todas las personas que lo deseen tendrán la oportunidad de estar más cerca de Dios en días tan señalados en el calendario litúrgico y, además, aproximarse a venerar especialmente a nuestros Sagrados Titulares de Penitencia, la Hermandad de la Hiniesta ha querido reservar un lugar especial para sus hermanos.

 Nos encontramos en una época en la que, en condiciones normales, estaríamos sacando nuestra papeleta de sitio desde hace días o preparando nuestra túnica de nazareno o ropa de costalero. Pero no es así. Por segundo año consecutivo nos enfrentamos a la dureza de no poder acompañar a nuestros Sagrados Titulares hasta la Santa Iglesia Catedral, tal y como indican nuestras reglas, y volver a vivir los momentos tan especiales que componen el Domingo de Ramos.

Por eso, hemos querido ofrecer a los hermanos la posibilidad de vivir, siquiera brevemente, esa proximidad y veneración más especial que se da cada Domingo de Ramos en el corazón de cada uno de nosotros. Para ello, los hermanos que así lo deseen, tendrán la oportunidad de retirar su papeleta de sitio (como cada año, aunque en este caso de manera simbólica), que le dará acceso al Templo, siempre cumpliendo todas las medidas sanitarias y de seguridad, la mañana del Domingo de Ramos, en horario de 11:30 a 14:30.

El reparto de papeletas, que también constituye en sí mismo un momento de reencuentro y convivencia, mantendrá la misma organización que cada año y se extenderá desde el 16 al 26 de marzo en horario de 18:30 a 20:30. Todos los hermanos que lo deseen podrán sacar su papeleta de sitio en la casa de hermandad o a través de medios telemáticos. La hermandad ha fijado un donativo mínimo de 10 euros, muy por debajo de la cuota habitual, con el que los hermanos podrán contribuir al sostenimiento tanto de los cultos como de la caridad, las dos misiones fundamentales de nuestra hermandad, en estos momentos tan complicados. Como es habitual, ningún hermano con dificultades económicas se verá privado de su papeleta de sitio por este motivo. Sólo habrá de comentarlo en mayordomía para que le sea expedida la papeleta. Por último, como también viene siendo habitual, los hermanos menores de 12 años que saquen su papeleta de sitio podrán acceder al Templo para la veneración acompañados de un adulto. 

Rogamos a nuestros Sagrados Titulares que nos permitan vivir un Domingo de Ramos jubiloso y una Semana Santa colmada de dones espirituales para nuestra hermandad, que le hagan seguir creciendo en fraternidad.


Francisco Ramos de Alba

Secretario Primero

lunes, 15 de marzo de 2021

Domingo de Ramos 2021



 El próximo 28 de marzo, Domingo de Ramos, la Hermandad de la Hiniesta, realizará una veneración de sus imágenes titulares de penitencia. Dicha veneración se organizará del siguiente modo:

  • 11:30 a 14:30 Horas. En ese tramo de hora dicha veneración será para los hermanos exclusivamente. Para poder acceder al templo, deberán los hermanos sacar previamente una papeleta simbólica.
  • 15:00 a 20:00 Horas. Veneración para todo el público que desee acceder al Templo.
  • 20:30 a 21:15 Horas. Acto penitencial.

Reparto de Papeletas de sitio:

Desde el martes 16 de marzo al viernes 26 de marzo, en horario de 18:30 a 20:30, se procederá al reparto de la papeleta simbólica en la mayordomía de nuestra Casa Hermandad. El donativo para retirar las mismas se ha estipulado en un mínimo de 10 Euros. Del mismo modo que en años anteriores, se puede solicitar a través del corrreo electrónico: mayordomia@hermandaddelahiniesta.es

Para cualquier duda o consulta, se puede contactar con la hermandad en horario de 18:00 a 21:00 en el teléfono: 954.41.92.09 o correo electrónico: secretaria@hermandaddelahiniesta.es



Francisco Ramos de Alba
Secretario Primero

viernes, 5 de marzo de 2021

Un nuevo horizonte


 Era uno de esos días de marzo en los que el sol brillaba cálidamente y el viento soplaba frío, cuando es verano en la luz pero invierno en la sombra.”

Charles Dickens


    Ayudar a un hermano a poder mantener su hogar, y cubrir sus carencias,  la vivienda, la  luz, el agua, sus alimentos, la formación de sus hijos, sus necesidades básicas… Ése es y debe ser el fin. Es el objetivo. Ése es el reparto de papeletas de sitio de este año. Porque así se hace Hermandad.

    Aquel hermano que sacaba cada año su papeleta de cirio, sabe que también hace falta su luz en esta difícil estación de penitencia. Aquel penitente que carga la cruz cada Domingo de Ramos no olvidará que ahora más que nunca es necesaria la Cruz en el mundo y soportar el peso de la pesadumbre del enfermo, el dolor de quien ha perdido a un ser querido,  del que se ha quedado al margen de la carretera en este tiempo convulso y debemos sostener esa cruz  juntos, siempre juntos. Ese otro, que cada Semana Santa portaba una insignia, recordará que la mayor insignia del cristiano es el amor al prójimo (“por ello les reconocerán" Juan 13.35). El hermano que tenía cada primavera el inmenso privilegio de ser pies de nuestros queridos titulares conoce que la imagen más pura y certera de sus rostros, es la del amor infinito de Dios y no hay mejor manera de rendir homenaje al Cristo de la Buena Muerte y a la Virgen de la Hiniesta que dar ejemplo de amor a nuestros hermanos. Y ese último, que por marzo sacaba su papeleta de sitio simbólica para ayudar, sabrá que no hay otro momento de mayor emergencia que ahora; y al igual que cada año podía ver la salida de nuestra cofradía,  podrá asistir con emoción al comienzo de una nueva época de páginas azul y plata -empeñados siempre en resurgir-, basadas en el amor fraterno como cimiento del futuro indeleble de esta familia de más de seis siglos y presenciará la partida de la nave que con nuestra fe nos llevará a un horizonte nuevo de ilusión, que nos hará cruzar la ojiva antes de lo que  pensamos…

    Nos ha tocado vivir un tiempo raro y trascendental, que Sevilla no conocía. Nunca antes, en la historia contemporánea, hubo dos años seguidos sin Semana Santa en la calle. Y junto al vacío y desazón de esta vicisitud, luchamos en una crisis. Una crisis sanitaria, una crisis social y económica que asola al mundo, desde confines lejanos hasta la realidad más próxima. Y una crisis en el mundo cofrade, en todas las personas y familias que, directa o indirectamente, viven de la tradición de nuestra forma de celebrar la Pasión,  Muerte y Resurrección de nuestro Redentor. Y como no, un tiempo de zozobra -también- para las propias Hermandades, para su propia subsistencia. No en vano sus ingresos se han visto reducido de forma sustancial (por la caída de las partidas que, de una manera u otra, se derivaban de las salidas procesionales). 

    Sin embargo, junto a todo ello, y por encima de todo, también es un tiempo crítico para nuestros hermanos, para nuestros vecinos, y es difícil,  y se hace cuesta arriba poder atenderlos. Es la gran paradoja: las arcas mermadas y la diputación de obras asistenciales con más necesidades, con más trabajo que nunca…

    Por ello, precisamente por ello, no puede quedarse y no se quedará en el lamento. Somos una corporación cristiana. Esto nos diferencia y jamás debe llevar a equívocos:  Hacer posible lo imposible. Una vez más…

    La Hiniesta no dejará a nadie desamparado, ni desatendido espiritualmente, ni hundido en el desánimo. 

    En este plano, no hay mayor aldabonazo para un hiniesto que ver a su Virgen presidiendo el paso de palio azul y plata. No hay mayor ternura para un enfermo que está en la cama de su hogar o de un hospital, que mirar el móvil y encontrar la mirada perdida de su Madre vestida de hebrea. Y no hay mejor escalofrío para un sevillano que oler a cera y a flor al traspasar las puertas de San Julián… Así es. Y así se nos ha hecho saber…

    Eso también es misión nuestra. Prestar la belleza a quien la busca,  porque la tenemos. Decirle al mundo que esto pasará y que la Retama que venció a dos fuegos, estará viva por los siglos de los siglos, para dar esperanza a su pueblo, porque es heredera de la raíz más pura y más fiel de la gracia.

    Por eso es cuaresma junto a la Puerta de Córdoba. Tiempo de limosna (o mejor dicho de aquella caridad sin límite, amor sin medida, que decía San  Agustín, de la propia medida del amor de Dios), de ayuno, y de oración. Pero, también, tiempo de esperanza.

    Viviremos el frío con abrigo y las sombras con lumbre. La nostalgia combatiéndola con alegría, la ausencia con unión y la soledad con compañía. No habrá distancias abisales,  ni herrumbre o hielo en la memoria.

    Avanzará marzo y habrá convocatorias de Septenario y las manos de la Virgen estarán acariciando la corona de espinas de su Hijo, y recordarás aquella protestación del 2.020 que sólo pudiste hacer en el interior de tu hogar y de tu alma, con la medalla de tu padre y su cordón gastado al cuello. Y nos llegará el gozo de poder hacerla este año junto al altar… No besaremos el libro, pero sí juraremos nuestras Reglas, mirando los ojos de la Estrella Sublime bajo su techo de palio.

     Y cuando nos demos cuenta, in ictu oculi, en un abrir y cerrar de ojos, se irá marzo y estaremos ante un nuevo final de año.

    No, nunca nos equivocaremos… Desde niño sabemos que nuestras doce campanadas suenan a la hora nona, cuando sobre las tres de la tarde de un Domingo de Ramos comience a sonar la marcha que todos anhelamos…

    Pasará una nueva Semana Santa, extraña y evocadora,  pero nuestra Hermandad no nos dejará solos, llegará a nuestra casa, nos acompañará otra vez con sus redes sociales, y nos invitará a que nos acerquemos también nosotros a participar con añoranza y con sueños, con la inquietud de la víspera o con el recogimiento de la gloria… Como aquél que se sienta a hablar con ellos en diálogo mudo cada mañana de Lunes Santo.

    Volveremos. Volveremos... y tendremos la conciencia orgullosa  del recuerdo, esa que nos dirá con el tiempo, que aquella persona ajena a nosotros,  o hermano de nómina,  y a veces incluso aquél o aquella que desinteresadamente trabaja todo el año por  nuestra historia, por lo que más queremos, pudo con la peor estación de penitencia de su vida. Ojalá…

    Y pueda decir para adentro: No estuve solo, lo logré con la ayuda de mi hermandad,  de mis hermanos.

    Mientras, otros pensarán: yo no falté, con el corazón dispuesto,  yo estuve, nadie ni nada me alejó, yo saqué una papeleta de sitio muy especial,  fue aquel año de 2.021…


Juan Carlos Castro Arroyo

Secretario Segundo



sábado, 27 de febrero de 2021

Predicador del Septenario

El próximo domingo 28 de febrero comienza el Septenario en honor a la Santísima Virgen de la Hiniesta Dolorosa, que será predicado por el Rvdo. Padre D. Plácido Manuel Díaz Vázquez. Damos algunas nociones biográficas sobre él para mayor conocimiento de los hermanos.

Nace en Utrera en el mes de marzo de 1993, desde pequeño ha estado vinculado al mundo de las hermandades y cofradías de su pueblo. Estudió en el colegio salesiano de su mismo pueblo hasta realizar selectividad y posteriormente entrar en el seminario.

Durante sus estudios de bachillerato comenzó a sentir la llamada de Cristo en su vida y después de hacer un discernimiento y varios encuentros en la Pastoral Vocacional, decidió dar el paso.

En septiembre de 2011 entra en el Seminario Metropolitano de Sevilla. Este tiempo se centra en el estudio, discernimiento, formación humana y espiritual. Pero también durante ese tiempo ha estado destinado como seminarista en la Parroquia de la Algaba, Parroquia de Santa María del Mar de los bermejales, en la Pastoral Vocacional y Parroquia de Jesús Obrero del Polígono Sur.

En septiembre de 2016, es ordenado diácono en la Catedral de Sevilla y destinado a la parroquia de Santa Ángela de la Cruz de Sevilla Este

El 24 de Junio de 2017, es ordenado sacerdote por nuestro arzobispo D. Juan José Asenjo Pelegrina. En sus primeros años fue destinado como párroco a la parroquia de San Pablo de las pedanías de Trajano, Pinzón y El Trobal, al mismo tiempo fue destinado como Vicario Parroquial de las parroquias de San Juan Bautista y San Roque de las Cabezas de San Juan.

En el año 2019 fue destinado a estudiar Mariología en la Pontificia Facultad de Teología del Marianum, donde actualmente se encuentra realizando la licenciatura en esta especialización.




 Es un joven activo en el mundo de las Hermandades y ha participado en  numerosos encuentros juveniles, convivencias, conferencias, formaciones o retiros espirituales para jóvenes de hermandades.

En 2017 realizó el retiro espiritual y vigilia de oración para niños y jóvenes durante los cultos a la Virgen de la Hiniesta.

viernes, 26 de febrero de 2021

Bitácora de San Julián: De cómo un lunes de Cuaresma se convirtió en Domingo de Ramos


 Los recuerdos están llenos de historias inolvidables y ésta formará parte de esas historias. El día 21 de febrero, domingo, acabó el acto de Veneración de nuestra Virgen de la Hiniesta, un día lluvioso tras un espléndido sábado donde los fieles también se acercaron a nuestra titular con la emoción y el cariño habitual. 

La historia o el milagro acontece en la mañana del lunes. En ese ya histórico día del mes de febrero, el tiempo convirtió ese lunes temprano de Cuaresma en Domingo de Ramos. La Hiniesta, apareció como en las antiguas leyendas, subida en su paso, vestida de hebrea y todos palidecieron de emoción. 

La memoria se iluminó con millones de recuerdos. Como relámpagos sobre el agua, acudieron todos nuestros seres queridos, los que están aun con nosotros y los que ya partieron para siempre. El templo se llenó de sonidos de tramos formándose, del nerviosismo de los niños agarrados de las manos de sus padres , madres o familiares, se oían las cantoneras de los nazarenos al apoyar sus cirios sobre el frio suelo de San Julián, relucían los fogonazos de los móviles frente al palio de grupos de personas que querían inmortalizar el momento, los acólitos preparaban los incensarios, todo se preparaba para ese viaje homérico que representa la estación de penitencia de la Hermandad de la Hiniesta. Sólo quedaba que las puertas se abrieran de par en par y la cruz de guía saliera a la calle, era 22 de febrero del 2021.

Palio azul y plata, los antiguos respiraderos de malla dorada, e inmensa y gloriosa la Hiniesta nos contemplaba, vestida de hebrea, como lo hace siempre en Cuaresma pero que, gracias a un pequeño grupo de hermanos, grupo de priostía a ley, habían convertido el momento en Domingo de Ramos. 

Del suelo que pisaba al día anterior había sido alzada a su altar procesional y la magia hizo el resto. Volvió la esperanza a nuestras vidas, volvió la luz a nuestras oscuridades, la emoción de todo el que entraba se hacia palpable. Todos nosotros supimos al instante que Ella nos hacía partícipe de una gracia imborrable. 

No, no era, Domingo de Ramos, era lunes de Cuaresma, pero olía a Ramos, se oían los últimos preparativos antes de la salida, era la gloria sostenida en el vacío de un templo que se convirtió en universo por unos instantes. Ella revolvió todos nuestros sentimientos y nos mostró el camino marcado por su hijo y hasta María Magdalena parecía postrarse de admiración ante tal acontecimiento, esta vez miraba la gloria del palio imposible en el momento más imposible.

El silencio de las naves del templo nos volvió a la realidad, no, no era Domingo de Ramos, era el altar de culto que este año sus hijos de San Julián le habían montado. ¿Es posible un altar mas bello? ¿Un altar mas evocador…? Hacia ya dos años que no veíamos el palio de la Hiniesta proteger y acariciar a su Virgen. Y ahí esta para que no se nos olvide, para que lo contemos a nuestros padres, hijos o nietos, para crear la leyenda de que un Lunes 22 de febrero de 2021, fue Domingo de Ramos en San Julián. 


jueves, 25 de febrero de 2021

Septenario a la Stma. Virgen de la Hiniesta Dolorosa: Horarios y medidas sanitarias


 Desde el próximo domingo 28 de febrero al 6 de marzo se celebrará el Solemne Septenario Doloroso a la Santísima Virgen de la Hiniesta, terminando con la Función Principal de Instituto el 7 de Marzo, todo ello con los siguientes horarios:

  • Septenario del 28 de Febrero al 6 de Marzo: Rezo del Santo Rosario 18,40 Horas, misa 19,00 Horas. Estará predicado por el Rvdo. Padre D. Plácido Manuel Díaz Vázquez.
  • Domingo 7 de Marzo: Función principal de Instituto a las 12,00 Horas, estando predicado por el Rvdo. Sr. D. Fernando Reyes Rico, párroco de San Julián y Santa Marina, y director espiritual de la Hermandad.

AFORO Y MEDIDAS DE SEGURIDAD
  • Durante los días de septenario se cerrará la cancela que da a la sacristía con la colocación de un cartel que comunicará el acceso exclusivamente por la puerta principal de San Julián.
  • Colocación de pegatinas en los bancos, siendo de 2 personas por banco, tanto convivientes como no convivientes, se sentarán exclusivamente en el lugar de dichas pegatinas.
  •  En la puerta principal de San Julián, para controlar el aforo, estarán dos personas, un hermano diputado y un oficial de la Junta de Gobierno. Una vez completado el aforo se colocará un cordón con un cartel de aforo completo. 
  • Estará ventilada en todo momento la parroquia, abriendo el cancel y las dos puertas pequeñas de la ojiva de San Julián.
Para el día de la función principal serán estas mismas medidas, pero se ampliará explicación en dicho acto sobre como estará organizada la protestación de Fe.


OTROS ASPECTOS DE INTERÉS
  • Todos los actos que se desarrollen serán retransmitidos por streaming a través de nuestro canal de youtube, para mayor comodidad de hermanos y devotos que le sea imposible ir a dichos cultos.
  • Los hermanos con problemas de movilidad o de avanzada de edad, con problemas para ir a dichos cultos pueden ponerse en contacto en el correo secretaria@hermandaddelahiniesta.es, y la diputación de Obras Asistenciales se encargará de la recogida y vuelta al domicilio de dicho/a hermano/a.
  • El aforo estará limitado al 30%, según normativa vigente.
  • El Viernes 5 de marzo, se entregará un recuerdo a los hermanos que cumplieron en 2020, los 75 años de pertenencia a nuestra Hermandad.

Informaremos puntualmente si hubiera algún cambio con respecto a las medidas de restricciones del gobierno para el control de la pandemia.

Por último, queremos agradecer la colaboración y comprensión de todos los hermanos y devotos ante esta difícil situación, y en la que llevamos algunos días trabajando.

                            

Francisco Ramos de Alba

                                                   Secretario Primero

martes, 23 de febrero de 2021

Tiempos de arrimar el hombro, tiempos de amar a Dios



 "Cada gota de dulzura que alguien da,
hay una gota menos de amargura en el mundo"
Madre Teresa de Calcuta


Es, en estos tiempos de pandemia que estamos viviendo y que nos ha tocado vivir, cuando realmente nos damos cuenta del valor y la importancia que tiene las cosas. Las mismas que antes eran cotidianas o no echábamos tanta cuenta, ahora nos resultan importantes y únicas.

Siempre se ha dicho que a las Hermandades, a parte de sus Titulares y patrimonio, las hacen grandes las personas, el otro patrimonio al que hay que cuidar más si cabe. Pues a día de hoy puedo decir que es cierto, que tengo la suerte de formar parte del mejor equipo de trabajo y grupo humano de toda Sevilla, la priostía de la Hiniesta, "el comando vela".

Quiero hacer público mi más sincero agradecimiento a todos y cada uno que lo componen, por sus desvelos e implicación con la Hermandad, por las horas que le dedican sin esperar nada a cambio. Sólo les mueve el orgullo del trabajo bien hecho, ya que ver las caras de emoción y felicidad de los fieles y devotos, no tiene precio.

Es por ello, que invito a todo aquel que quiera formar parte de este gran equipo, de esta gran familia, donde encontrarán a personas que arriman al 100% el hombro, y les une un amor infinito a sus Titulares.

Sin más, que el Santísimo Cristo de la Buena Muerte y María Santísima de la Hiniesta Dolorosa y Gloriosa Coronada, nos protejan siempre.


Marcos García Tomás
Prioste Primero

viernes, 19 de febrero de 2021

Acto de veneración a la Stma. Virgen de la Hiniesta Dolorosa


 Los próximos 20 y 21 de febrero, sábado y domingo respectivamente, tendrá lugar el acto de veneración a la Stma. Virgen de la Hiniesta Dolorosa, con los siguientes horarios:

  • Sábado 20: Desde las 11,00 a las 14,00 Horas y de 17,00 a 18,30 Horas. Dicho día se estipula un horario para fotógrafos, siendo el mismo de 16,00 a 17,00 Horas. A la conclusión del acto de veneración, habrá misa y sabatina a las 19,00 Horas, previo rezo del Santo Rosario.
  • Domingo 21: Horario ininterrumpido desde las 10,30 a las 19,15 Horas, a excepción de la misa de 12,00 Horas. A su conclusión se rezará el Santo Rosario y las preces por nuestros hermanos difuntos a las 19,30 Horas.

A causa de la situación tan excepcional que estamos viviendo por la pandemia, y dado que no se podrá realizar el tradicional besamanos, la Junta de Gobierno ha decidido que los hermanos y devotos que así lo deseen, puedan acercarse a depositar una flor a la Stma. Virgen de la Hiniesta Dolorosa, como símbolo de veneración. Dichas flores se podrán adquirir en la mesa de recuerdos que se encontrará en el interior del Templo.



Para ello, en el momento que se abra la puerta principal de la Parroquia, se podrá acceder al templo y seguir un recorrido que estará señalizado por un cordón. Tal como se aprecia en el plano superior.

Se dará acceso a los fieles que quieran pasar a los bancos por el pasillo central, siendo la salida en el mismo sentido. Dichas personas no tendrán acceso al altar principal, para ello tendrán que hacer el recorrido anterior.

Se tendrá especial atención con los fieles y hermanos de edad avanzada o con discapacidad para el acto de veneración.


Otros aspectos de interés;

El sábado sobre las 18,30 Horas habrá retransmisión por streaming de imágenes de dicho acto de veneración, para los hermanos y devotos que le sea imposible acudir, y la posterior misa y sabatina a las 19,00 Horas.

El aforo estará limitado al 30% según normativa vigente, y estará controlado por oficiales de la Junta de Gobierno y hermanos del cuerpo de diputados.

Se suspende la tradicional vigilia.

Informaremos puntualmente con cualquier cambio que hubiera al respecto.

Por último, queremos agradecer la colaboración y comprensión de todos los hermanos y devotos ante esta situación tan complicada.