viernes, 28 de febrero de 2020

Nuevo estandarte


El estandarte es la insignia representativa de la hermandad y por tanto la de mayor relevancia corporativa. El estandarte de la Hiniesta destaca por su inconfundible diseño, y su gran riqueza técnica. La pieza se ha deteriorado a lo largo del tiempo por su uso frecuente, por lo que tras un estudio especializado, la Junta de Gobierno ha decidido ejecutar una réplica exacta del mismo, que conserve el diseño original y dotando a la nueva pieza de más riqueza sin perder su impronta y características originales.
Todos los hermanos y devotos podemos formar parte del proyecto del nuevo estandarte para nuestra Hermandad. Si quieres que tu nombre aparezca en su forro, pásate por nuestra Casa de Hermandad y colabora.

!!! Tu ayuda siempre es importante !!!

jueves, 27 de febrero de 2020

Besamanos a la Virgen de la Hiniesta Dolorosa



La Real e Ilustre Hermandad Sacramental de la Inmaculada Concepción, Franciscana, Primitiva y Cisterciense cofradía de nazarenos de la Piedad de Nuestra Señora, Santísimo Cristo de la Buena Muerte, Santa María Magdalena y María Santísima de la Hiniesta Dolorosa y Gloriosa Coronada 

Erigida canónicamente en la Parroquia de San Julián de la ciudad de Sevilla

Consagra a mayor gloria de Dios,

SOLEMNE Y DEVOTO BESAMANOS

en honor de su Amantísima Titular

MARÍA SANTÍSIMA DE LA HINIESTA DOLOROSA

Sábado 29 de febrero de 10:30 a 14:00 horas y de 17:00 a 20:00 horas
y
Domingo 1 de marzo de 10:30 a 20:00 horas en horario ininterrumpido
 (excepto misas y ceremonias)
Parroquia de San Julián

Finaliza el domingo 1 a las 20.00 horas con el rezo del Santo Rosario

Fotógrafos sábado 29 de febrero de 16:00 a 17:00h


miércoles, 26 de febrero de 2020

Pasarela Solidaria


El próximo día 28 de febrero a las 12 horas, en la Plaza de San Julián, la Diputación de Obras Asistenciales organiza la IV PASARELA FLAMENCA SOLIDARIA a beneficio del proyecto “CARIDAD MADRE HINIESTA”.

Recordamos que a través de nuestra Diputación de Obras Asistenciales se atienden los siguientes programas:
 “ACOGIDA” en la actualidad se atienden a más de 30 familias en sus necesidades domésticas y se le facilita el acceso al economato social donde pueden adquirir productos de alimentación y limpieza a precios de acuerdo con su situación social.
“CLASES DE APOYO” Mantenemos el programa de clases particulares a niños en situación de riesgo de exclusión, con la colaboración de profesores voluntarios.
“ACCIÓN SOLIDARIA” en el que cooperamos con proyectos de intervención social a través de
  •            Recogida, clasificación y entrega de ropa, zapatos y productos de limpieza al comedor                 social del Pumarejo
  •            Colaboración con el programa “Familias” de la Hijas de la Caridad del Pumarejo
  •           Sufragamos el coste de chacinas para los bocadillos que reparten a diario las monjas                   Filipenses de Santa Isabel
  •            Apoyo a la cáritas de San Julián
  •           Participación en el programa “Conventos” de la Fundación Benéfico Asistencial del                   Casco Antiguo, asistiendo al Convento Cisterciense de San Clemente
  •            Colaboración con las asociaciones  ELA y RED MADRE
Para dar continuidad a esta importante labor solidaria contamos con la colaboración del Distrito Casco Antiguo y el apoyo de importantes profesionales, firmas y empresas que se adhieren de forma desinteresada al trabajo que realiza nuestra Diputación de Obras Asistenciales.



Finalizado el pase de modelos, tendremos un selecto ambigú a precios populares, un Show Room Flamenco con las entidades participantes y todo ello animado por el grupo “Los de la Buhardilla”

El acto que dará comienzo a las 12:00 horas, con la inauguración por parte de autoridades y la audición del Himno de Andalucía, será presentado por NH D. José Antonio Cantero Conde. Celebra el día de Andalucía en San Julián ayudando a los que más lo necesitan. ¡Os esperamos!


Mensaje del Santo Padre Francisco para la Cuaresma 2020




 Publicamos el texto del mensaje del Santo Padre FrancIsco para la Cuaresma de 2020 cuyo título es: «En nombre de Cristo os pedimos que os reconciliéis con Dios» (2 Co 5,20)

Mensaje del Santo Padre

«En nombre de Cristo os pedimos que os reconciliéis con Dios» (2 Co 5,20)

Queridos hermanos y hermanas:

El Señor nos vuelve a conceder este año un tiempo propicio para prepararnos a celebrar con el corazón renovado el gran Misterio de la muerte y resurrección de Jesús, fundamento de la vida cristiana personal y comunitaria. Debemos volver continuamente a este Misterio, con la mente y con el corazón. De hecho, este Misterio no deja de crecer en nosotros en la medida en que nos dejamos involucrar por su dinamismo espiritual y lo abrazamos, respondiendo de modo libre y generoso.

El Misterio pascual, fundamento de la conversión

La alegría del cristiano brota de la escucha y de la aceptación de la Buena Noticia de la muerte y resurrección de Jesús: el kerygma. En este se resume el Misterio de un amor «tan real, tan verdadero, tan concreto, que nos ofrece una relación llena de diálogo sincero y fecundo» (Exhort. ap. Christus  vivit, 117).    Quien cree en este anuncio rechaza la mentira de pensar que somos nosotros quienes damos origen a nuestra vida, mientras que en realidad nace del amor de Dios Padre, de su voluntad de dar la vida en abundancia (cf. Jn 10,10). En cambio, si preferimos escuchar la voz persuasiva del «padre de la mentira» (cf. Jn 8,45) corremos el riesgo de hundirnos en el abismo del sinsentido, experimentando el infierno ya aquí en la tierra, como lamentablemente nos testimonian muchos hechos dramáticos de la experiencia humana personal y colectiva.

Por eso, en esta Cuaresma 2020 quisiera dirigir a todos y cada uno de los cristianos lo que ya escribí a los jóvenes en la Exhortación apostólica Christus vivit: «Mira los brazos abiertos de Cristo crucificado, déjate salvar una y otra vez. Y cuando te acerques a confesar tus pecados, cree firmemente en su misericordia que te libera de la culpa. Contempla su sangre derramada con tanto cariño y déjate purificar por ella. Así podrás renacer, una y otra vez» (n. 123). La Pascua de Jesús no es un acontecimiento del pasado: por el poder del Espíritu Santo es siempre actual y nos permite mirar y tocar con fe la carne de Cristo en tantas personas que sufren.

1.                                    Urgencia de conversión


Es saludable contemplar más a fondo el Misterio pascual, por el que hemos recibido la misericordia de Dios. La experiencia de la misericordia, efectivamente, es posible sólo en un «cara a cara» con el Señor crucificado y resucitado «que me amó y se entregó por mí» (Ga 2,20). Un diálogo de corazón a corazón, de amigo a amigo. Por eso la oración es tan importante en el tiempo cuaresmal. Más que un deber, nos muestra la necesidad de corresponder al amor de Dios, que siempre nos precede y nos sostiene. De hecho, el cristiano reza con la conciencia de ser amado sin merecerlo. La oración puede asumir formas distintas, pero lo que verdaderamente cuenta a los ojos de Dios es que penetre dentro de nosotros, hasta llegar a tocar la dureza de nuestro corazón, para convertirlo cada vez más al Señor y a su voluntad.

Así pues, en este tiempo favorable, dejémonos guiar como Israel en el desierto (cf. Os 2,16), a fin de poder escuchar finalmente la voz de nuestro Esposo, para que resuene en nosotros con mayor profundidad y disponibilidad. Cuanto más nos dejemos fascinar por su Palabra, más lograremos experimentar su misericordia gratuita hacia nosotros. No dejemos pasar en vano este tiempo de gracia, con la ilusión presuntuosa de que somos nosotros los que decidimos el tiempo y el modo de nuestra conversión a Él.

2.                                    La apasionada voluntad de Dios de dialogar con sus hijos

El hecho de que el Señor nos ofrezca una vez más un tiempo favorable para nuestra conversión nunca debemos darlo por supuesto. Esta nueva oportunidad debería suscitar en nosotros un sentido de reconocimiento y sacudir nuestra modorra. A pesar de la presencia —a veces dramática— del mal en nuestra vida, al igual que en la vida de la Iglesia y del mundo, este espacio que se nos ofrece para un cambio de rumbo manifiesta la voluntad tenaz de Dios de no interrumpir el diálogo de salvación con nosotros. En Jesús crucificado, a quien «Dios hizo pecado en favor nuestro» (2 Co 5,21), ha llegado esta voluntad hasta el punto de hacer recaer sobre su Hijo todos nuestros pecados, hasta “poner a Dios contra Dios”, como dijo el papa Benedicto XVI (cf. Enc. Deus caritas est, 12). En efecto, Dios ama también a sus enemigos (cf. Mt 5,43-48).

El diálogo que Dios quiere entablar con todo hombre, mediante el Misterio pascual de su Hijo, no es como el que se atribuye a los atenienses, los cuales «no se ocupaban en otra cosa que en decir o en oír la última novedad» (Hch 17,21). Este tipo de charlatanería, dictado por una curiosidad vacía y superficial, caracteriza la mundanidad de todos los tiempos, y en nuestros días puede insinuarse también en un uso engañoso de los medios de comunicación.

3.                                    Una riqueza para compartir, no para acumular sólo para sí mismo

Poner el Misterio pascual en el centro de la vida significa sentir compasión por las llagas de Cristo crucificado presentes en las numerosas víctimas inocentes de las guerras, de los abusos contra la vida tanto del no nacido como del anciano, de las múltiples formas de violencia, de los desastres medioambientales, de la distribución injusta de los bienes de la tierra, de la trata de personas en todas sus formas y de la sed desenfrenada de ganancias, que es una forma de idolatría.

Hoy sigue siendo importante recordar a los hombres y mujeres de buena voluntad que deben compartir sus bienes con los más necesitados mediante la limosna, como forma de participación personal en la construcción de un mundo más justo. Compartir con caridad hace al hombre más humano, mientras que acumular conlleva el riesgo de que se embrutezca, ya que se cierra en su propio egoísmo. Podemos y debemos ir incluso más allá, considerando las dimensiones estructurales de la economía. Por este motivo, en la Cuaresma de 2020, del 26 al 28 de marzo, he convocado en Asís a los jóvenes economistas, empresarios y change-makers, con el objetivo de contribuir a diseñar una economía más justa e inclusiva que la actual. Como ha repetido muchas veces el magisterio de la Iglesia, la política es una forma eminente de caridad (cf. Pío XI, Discurso a la FUCI, 18 diciembre 1927). También lo será el ocuparse de la economía con este mismo espíritu evangélico, que es el espíritu de las Bienaventuranzas.

Invoco la intercesión de la Bienaventurada Virgen María sobre la próxima Cuaresma, para que escuchemos el llamado a dejarnos reconciliar con Dios, fijemos la mirada del corazón en el Misterio pascual y nos convirtamos a un diálogo abierto y sincero con el Señor. De este modo podremos ser lo que Cristo dice de sus discípulos: sal de la tierra y luz del mundo (cf. Mt 5,13-14).

 FRANCISCO




                      

martes, 25 de febrero de 2020

Cabildo General de Salida



Real e Ilustre Hermandad Sacramental de la Inmaculada Concepción y Primitiva, Franciscana y Cisterciense Cofradía de Nazarenos de la Piedad de Nuestra Señora, Santísimo Cristo de la Buena Muerte, Santa María Magdalena y María Santísima de la Hiniesta Dolorosa y Gloriosa Coronada
Por medio de la presente, de orden del Hermano Mayor y en cumplimiento de nuestra regla número 53, se cita a todos los hermanos mayores de dieciocho años y con más de un año de antigüedad al

CABILDO GENERAL ORDINARIO DE SALIDA

que se celebrará el miércoles 26 de febrero de 2020 en el salón de hermanos de nuestra casa de hermandad, dando comienzo a las 20:30 horas en primera convocatoria y a las 21:00 horas en segunda, con arreglo al siguiente
ORDEN DEL DÍA
1. Preces y lectura de un pasaje evangélico.
2. Lectura de un artículo de nuestras reglas.
3. Lectura y aprobación, si procede, del acta del Cabildo General anterior.
4. Presupuesto económico, cuotas de papeletas de sitio, horario, itinerario y demás asuntos relacionado con la estación de penitencia.
5. Ruegos y preguntas.
Lo que le comunico, rogándole su puntual asistencia

Manuel Díaz de los Santos, Secretario primero

domingo, 23 de febrero de 2020

Donación de una Peana de Cultos

El pasado viernes 21 de febrero en la sala de exposición de la casa de hermandad, tuvo lugar la entrega a la hermandad de una PEANA DE CULTOS donada por un grupo de hermanos por iniciativa de D. Eugenio Gómez Pina y D. Sebastián Cerillo Ariza. En representación de la hermandad, nuestro Teniente Hermano Mayor D. Francisco S. Ros González fue el encargado de recibir este artístico basamento que enriquece el patrimonio de la Hiniesta.


La peana 23 cm de altura, ejecutada en metal plateado con molduras repujadas a mano, siendo más estrecha por la parte inferior que por la superior y con las esquinas del frontal ochavadas. Ha sido realizada por el orfebre y hermano de la Hiniesta D. José Manuel Bernet Cabeza, con diseño de nuestro hermano D. Sebastián Cerrillo Ariza.




La moldura inferior está ornamentada con hojas de acanto entre gallones. La moldura central es de forma semicircular convexa y está ornamentada con piezas lisas ovaladas entre dobles “ces” rematadas con bolutas que se cierran en el centro con motivos vegetales de tres puntas. La siguiente conforme ascendemos es más fina que las anteriores y está ornamentada con gallones separados por otros gallones pareados de menor tamaño que los anteriores y la moldura superior está ornamentada por hojas de acanto.
En la parte frontal tiene el molduraje ingleteado hacia fuera, siguiendo la misma línea de todo el perfil de la peana. En el centro, sobre un medallón decorado con roelos y hojas de acanto, sobre un fondo punteado y esmaltado en celeste aparece el sagrado corazón de María con los siete puñales de dolor esmaltado en rojo y sus llamas en rojo y amarillo.  El sagrado corazón está rodeado por rayos lisos biselados a modo de ráfaga en color dorado.


















Desde estas líneas queremos expresar nuestro agradecimiento a los artífices de esta iniciativa, a los hermanos que han colaborado en la misma y a los artistas que se han encargado de su diseño y ejecución. Con esta nueva pieza de orfebrería se amplía el patrimonio de la Hiniesta y se promueve la participación de los hermanos en el engrandecimiento de la Hermandad



Evangelio del 23/02/2020


 San Mateo 5, 38-48
En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
«Habéis oído que se dijo: “Ojo por ojo, diente por diente”. Pero yo os digo: no hagáis frente al que os agravia. Al contrario, si uno te abofetea en la mejilla derecha, preséntale la otra; al que quiera ponerte pleito para quitarte la túnica, dale también el manto; a quien te requiera para caminar una milla, acompáñale dos; a quien te pide, dale, y al que te pide prestado, no lo rehúyas.
Habéis oído que se dijo: “Amarás a tu prójimo y aborrecerás a tu enemigo”.
Pero yo os digo: amad a vuestros enemigos y rezad por los que os persiguen, para que seáis hijos de vuestro Padre celestial, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y manda la lluvia a justos e injustos.
Porque, si amáis a los que os aman, ¿qué premio tendréis? ¿No hacen lo mismo también los publicanos? Y, si saludáis solo a vuestros hermanos, ¿qué hacéis de extraordinario? ¿No hacen lo mismo también los gentiles? Por tanto, sed perfectos, como vuestro Padre celestial es perfecto».



Comentario Fray Miguel de Burgos Núñez (https://www.dominicos.org/predicacion/evangelio-del-dia/hoy/)
El amor a los enemigos (5,43-48) es la sexta y última antítesis de esa "plenitud" de la ley y los profetas que enmarca todo el conglomerado de las antítesis. Es la cumbre de todas ellas y el cenit de la radicalidad con que se pretendía esa plenitud de parte de Dios, revelado por Jesús. Así lo entiende Mateo quien sigue, no obstante, el texto de Q (Lc 6,27.32-35) e incluso reformula Q (Lc Lc 6,36) en el v. 48 de nuestro texto de hoy. En realidad el "odiarás a tu enemigo" no lo encontraremos en el AT, pero teniendo en cuenta que los que no son del pueblo de Dios, para el judaísmo, son pecadores, se entiende que se haya formulado de esta manera la exigencia de contraste del amor a los enemigos.