viernes, 18 de junio de 2021

Convivencia en Juventud Olvera 2021

 


Por las circunstancias que estamos viviendo, debido a la COVID-19, no se podrá hacer la tradicional convivencia en nuestra Casa Hermandad, por ello, el equipo de juventud ha creído conveniente realizar un viaje para los jóvenes de la Hermandad, donde se busca fomentar el compañerismo, el respeto y la participación, entre otros. 
Este año venimos con una idea renovada, donde nos enfocamos en la diversión, entretenimiento, cultura, goce y disfrute.

📍 ¿Dónde nos vamos?
A la Sierra de Cádiz, exactamente al camping "Pueblo Blanco", situado en Olvera, aquí podemos disfrutar de la naturaleza de la zona. Un entorno único y con mucho espacio para las distintas actividades que realizaremos.

✅ ¿Cuando?
Los días 16, 17 y 18 de Julio.

🎶 ¿y este año?
Sí, este año volvemos con una temática cultural que enfocaremos a los juegos  y donde como de costumbre también la disfrutaremos en la última noche con una fiesta de despedida.

🎉 ¿Qué actividades?
Vamos a alternar las actividades que nos proporciona el camping, con nuestras propias dinámicas, juegos, gymkhanas,etc.


❗❗❗ ¿Cuáles son las medidas de prevención Covid-19?
El camping nos proporciona todas las medidas de higiene de los espacios comunes como habitaciones, comedor, cuartos de baño, etc. Además como uso obligatorio, la mascarilla y limpieza de manos diarias.

Esto es sólo un avance de los maravillosos días que vamos a pasar en compañía.
Apúntate y sigue creciendo en San Julián.

¡TE ESTAMOS ESPERANDO!

Para más información puedes contactar con el correo: juventud@hermandaddelahiniesta.es


jueves, 17 de junio de 2021

A la memoria de José Manuel Hevia Rodríguez

 


En el día de ayer, 16 de junio nos levantamos con la triste noticia del fallecimiento de N.H.D. José Manuel Hevia Rodríguez, celebrándose hoy en la Parroquia de San Julián a las 12,30 Horas, la misa corpore insepulto.

En la misma, se ha dedicado unas palabras, escritas por nuestro Promotor Sacramental, José Antonio González Ruiz, a nuestro hermano fallecido, en el que se destaca su trayectoria en nuestra Hermandad, y que transcribimos a continuación:


Toda una vida en la Hiniesta

"Así podemos resumir la trayectoria de nuestro hermano José Manuel Hevia. Así lo atestigua su bajísimo número de hermano y su presencia constante en la Hermandad. Su participación en aquel primer grupo joven que tanta huella dejó en el mundo cofrade. En la cuadrilla de costaleros que portó el paso de María Stma.  de la Hiniesta Gloriosa en su Coronación Canónica. En el coro que durante veinte años animó nuestros cultos y celebraciones. Últimamente llevaba con sano orgullo acompañar el Domingo de Ramos a nuestra Madre de la Hiniesta Dolorosa en la última pareja de cirios.

Su matrimonio con Mari Carrasquilla, vinculó a dos familias señeras de la Hermandad. Ocupó por dos veces el cargo de secretario primero en la Junta de Gobierno, la primera siendo Hermano Mayor su suegro, y la segunda siéndolo su padre.

El Señor ha querido llamarlo a compartir su Buena Muerte quizás prematuramente. Hoy nos abruma el dolos por su pérdida, pero nos consuela la serena esperanza de permanecer toda la eternidad junto a la Hiniesta en el cielo"



martes, 15 de junio de 2021

La respuesta azul que nunca acaba


“Bajo el cielo fiel, junio corría
arrastrando en sus aguas dulces fechas”

Octavio Paz

Es este sol brillante que no quiere ocultarse. Ese azul sin, apenas, alba. Estas tardes desnudas. Esos días largos que crecen hasta el solsticio...

Esos días de Corpus,  no en vano junio quiere alargar sus días para imitar la inmensidad de Dios.  La entrega infinita y la fragilidad absoluta. Sonarán las campanas por San Pedro, y antes la noche de San Juan, dos días después de la madrugada más corta. Pero antes aún, celebramos que  Jesús,  nuestro Dios, se nos da en cuerpo y sangre, por entero, como alimento de vida eterna; porque “el que come su carne y bebe su sangre será resucitado el último día…” (Juan 6, 56-71).

Este año tampoco pisamos romero por las calles antiguas, acompañando la custodia que contiene el amor más puro; sin embargo, es inevitable que, además de adorar al Santísimo, el corazón azul y plata lleve sus ojos al recuerdo melancólico y orgulloso de nuestra Chiquitita en su paso procesional.

Faltan pocos minutos para las ocho de la tarde del diecinueve de mayo de 2019. El paso de la Virgen se encuentra parado a escasa distancia de la ojiva. El fiscal de paso y el mayordomo se acercan a nuestro capataz Pedro Ariza, y le hablan al oído, y éste seguidamente toca el llamador del paso y dedica la levantá a la memoria de la madre de un hermano que se fue a su lado, tan solo diez días antes. Los ojos de algunos se nublan de lágrimas y el sonido de las campanitas del baldaquino llegan hasta los álamos del mismo cielo…

Sale la Virgen, suena Hiniesta Coronada, repica enajenado el campanario de San Julián y se pasea perfumando su barrio de alegría, hasta llegar a la casa de la que es su Dueña, en loor de multitudes,  por una calle Sierpes abarrotada, que le llevará a la rampa de siempre… Para que la Giralda suene, mientras se canta la Salve.

A media mañana del día siguiente, van apareciendo caras acontecidas de hermanos que han acompañado al Santísimo desde muy temprano en la procesión de la catedral, por la capilla del Tanatorio de la SE30. Ya no llevan el cordón azul y blanco al cuello y vuelven a vidriarse la vista al abrazar a los familiares de uno de los hermanos más antiguos y más queridos, por su bondad. Ya está, también, a su lado.

La Patrona ha de regresar por la tarde, aunque el Hermano Mayor no lleva la vara dorada. No se encuentra en el cortejo; y cada minuto de aquella procesión de vuelta va su madre en la mente de todos los presentes… A quien él está acompañando…

Pero, María Santísima, Hiniesta Gloriosa Coronada llega a su plaza, y la juventud la espera, para regalarle, una vez más, una petalada… Una petalada en la que va el corazón de todos los presentes: niños, adolescentes, jóvenes, adultos... Llora de emoción aquella que lo hizo posible (como tantas cosas imposibles…), y quien convirtió en tradición que en San Julián llovieran flores los jueves de Corpus al filo de la madrugada.

Nuestra Madre ya está en la puerta. Son las doce de la noche del veinte de junio de 2019. Se dispone a la última chicotá. Desde entonces, no ha vuelto a estar la Virgen en la calle, y ansiamos la belleza en nuestra memoria. Allí están las mismas caras que despedían y rezaban en la mañana, y también lloran… Rebosa el vaso de las emociones, cuando, esta vez Rafael, toca el llamador y dedica la última levantá.

Así de sencillas son las cosas nuestras. Así traspasan las esquirlas del alma. Son esas vivencias, esos recuerdos, esos momentos,  esas nostalgias los lazos que nos unen para siempre,  las que hacen de iris el sendero de nuestra historia, las que hacen invencible esta devoción de siglos. La respuesta a la pregunta, que parece no tenerla, porque nunca acaba, no tiene fin, porque el amor a la Hiniesta es eterno.

Es junio, otra vez, en San Julián…

(A la memoria de José De Alba Castaño, Emilia Pérez Fagundo y Concepción Arroyo Ortiz)


Carlos Castro

Secretario Segundo


lunes, 31 de mayo de 2021

Bitácora de San Julián: Florido Mayo

 

El mes de mayo tiene siempre un marcado significado mariano en el calendario sentimental y religioso de esta ciudad. Es el mes de las flores, el mes de María, el mes en que, ya hace 47 años se coronó canónicamente la imagen gloriosa de nuestra Hiniesta. Por si fuera poco, su coincidencia este año con la celebración de Pentecostés, que en Sevilla y en toda Andalucía e incluso en todo el mundo, es sinónimo de Rocío, de marisma y de Almonte, le da un toque muy especial. No ha habido peregrinación a la aldea de las marismas, pero Ella seguro lucirá espléndida en su querida Almonte. 

La esperanza de amortiguar los efectos del maldito COVID cada vez parecen más claros. Muchos no podrán ver el final de la pandemia, muchos habrán perdido a sus seres queridos en estos tiempos malditos, pero nuestra fe sigue inmutable, incluso fortalecida.

Este año la función conmemorativa de aquel 23 de mayo de 1974, ha vuelto a perpetuar el agradecimiento de todos los hermanos de la Hiniesta a dicho honor. Como viene siendo habitual en todos los actos celebrados últimamente, la asistencia ha sido espléndida. San Julián no olvida a la Patrona de la Ciudad, sino que se siente orgullosa de tenerla en su barrio, de tenerla en su vecindario, de saberla suya, de sentir su protección y de saberse amado por Ella y acompañados en su día a día.



“Con flores a María, que madre nuestra es….” . Eso precisamente fue el sencillo acto de homenaje a quien se ama y respeta. Ofrenda de flores, humilde y simple reconocimiento, de sus devotos en el ofertorio de la misa, una misa en la que la luz en espera de nuevos tiempos ya empezó a iluminar nuestro futuro. Cielo, que como metáfora de lo que ocurre en nuestras vidas, empezó nublado, para convertirse en un azul limpio y cegador durante el transcurso de la ceremonia.

Muchos hermanos jóvenes no recordaran aquel mayo del 74 del siglo pasado, por eso la hermandad ha realizado unos breves pero intensos videos para que se pueda ver por las redes con significativos títulos “ HINIESTA , LO QUE TE HACE UNICA” algo que es más para que todos conozcamos detalles de aquella efeméride, para que todos nos demos cuenta que la HINIESTA es una corporación muy especial que debe enorgullecernos a todos a los que a ella pertenecemos. 

El otro “SEVILLA ES DE LA HINIESTA” algo más que evidente, pero hermoso. Es pasado, presente y futuro de un torrente de emociones que encuentran en su Hiniesta el objetivo final de sus vidas, de sus fracasos y de sus éxitos, porque de ambas cosas está llena la vida. Ella nos da esperanza y fuerza ,y a Ella nos debemos. En tiempos difíciles como los que vivimos es nuestro tesoro más preciado. 

Que Ella sigua siendo nuestra Patrona y Bienhechora como reza su templete de salida. Ahora y por siempre.


NOTA DE CONDOLENCIA


 Damos conocimiento de la triste notica del fallecimiento de N.H.D. Antonio Velasco García.

Hermano antiguo de nuestra corporación y de la querida Hermandad del Rosario de San Julián, en la que ha ostentado cargos en juntas de gobierno, siendo actualmente fiscal de la misma.

Era sacristán de la Parroquia de San Julián desde hacía aproximadamente unos 25 años.

Que el Santísimo Cristo de la Buena Muerte lo acoja en su seno y brille para él, la luz eterna.

jueves, 20 de mayo de 2021

XLVII ANIVERSARIO CORONACION CANONICA DE LA VIRGEN DE LA HINIESTA GLORIOSA

 


FUNCION Y VENERACION CON MOTIVO DEL XLVII ANIVERSARIO DE LA CORONACION CANONICA DE MARIA SANTÍSIMA DE LA HINIESTA GLORIOSA PATRONA DE SEVILLA


CELEBRACION DE LA SANTA MISA 

Domingo 23 de Mayo de 2021 a las 12,00 Horas

Parroquia de San Julián

Oficiada por D. Fernando Reyes Rico párroco de San Julian y Santa Marina, y Director Espiritual de la Hermandad

Durante el ofertorio como viene siendo tradicional se realizará ofrenda floral a la Virgen


EXPOSICION A LA VENERACION DE LOS FIELES

De la bendita imagen de Maria Santísima de la Hiniesta Gloriosa Coronada para recibir las oraciones de hermanos y devotos


HORARIO DE 09,00 A 14,00 Y DE 17,00 A 20,00, TERMINANDO CON EL REZO DEL SANTO ROSARIO

(excepto horarios de misas y celebraciones religiosas parroquiales)


OTROS ASPECTOS DE INTERÉS

  • Este año, además coincidiendo con las jornadas de puertas abiertas organizado por la sección de Hermandades de Gloria del Consejo de Hermandades y Cofradías, la Virgen permanecerá expuesta en Veneración Extraordinaria quedando establecido con el siguiente horario:
          VIERNES 21 DE MAYO DE 17,00 A 20,00 HORAS          
          SABADO 22 DE MAYO DE 10,00 A 14,00 Y DE 17,00 A 20,00

  • El sábado se rezará antes de la misa sabatina una oración comunitaria, que consistirá en el rezo del Santo Rosario, pidiendo el fin de la pandemia. El horario será a las 19,10 y misa sabatina a las 19,30 Horas.
  • Tanto el sábado 22 como el domingo 23, se rezará a las 12,00 horas el Regina Coeli, por parte de todas las Hermandades que participan en dichas jornadas.
  • Durante dichos días, 21, 22 y 23 de mayo, la Diputación de Obras Asistenciales estará recogiendo productos de limpieza e higiene personal, para ayudar a las familias más desfavorecidas.
  • Se retransmitirá por streaming a través de nuestro canal de Youtube, la Función del día 23 de mayo a las 12,00 Horas.
  • En todo momento, se cumplirá con las medidas vigentes en ese momento, de distancia de seguridad y aforo, rogando a los hermanos y devotos atiendan las indicaciones de los Oficiales de Junta.

Damos las gracias a todos los hermanos y devotos por su colaboración y comprensión por la situación que estamos viviendo, y los animamos a participar en estos días tan especiales para nuestra Hermandad.


martes, 18 de mayo de 2021

Esos hilos que nos unen

 


“La de la Virgen de mayo,
la de mi blanca corona...”

Dulce María Loynaz


   Ha florecido mayo sobre la liturgia. Se ha consumado la primavera. La Pascua madura, Jesús asciende a los cielos y el Espíritu Santo va a descender a los apóstoles, reunidos en la mesa, junto a María. Siempre María.

   Es su mes. Es el mes de las flores. Flor de retama, devoción de nuestra vida. Ella es nuestro refugio. Por ello, se sienta a la mesa, junto a nosotros. No es difícil imaginar el miedo,  el vacío que debieron sentir los discípulos cuando Jesús resucitado, desde Galilea, vuelve a la casa del Padre, pensándose abandonados.

    Cuántas veces nosotros hemos sentido lo mismo… Las páginas muertas de nuestra biografía… Aquel frio amanecer,  aquella tarde, que la angustia nos superaba, y salimos a la calle, sólo para buscar a Ella. Pensábamos que nos habían olvidado, que no éramos importante para nadie, y allí estaba esperándonos. De blanco y de pureza.

    Roca firme, pedernal, consuelo y esperanza. Raíz y savia del tronco de seis siglos. Y porvenir en nos. Porvenir,  porque nuestro futuro será junto a la Hiniesta Gloriosa,  o no será.

   Por eso, Ella fue a estar con ellos, a celebrar Pentecostés, para no dejarlos, para aliviar ese temblor oculto de sirga, que entre ellos no se atrevían a admitir. Su sola presencia es serenidad, sotavento de nuestras dudas, es el ancla de nuestra nave en derrota.

   Vivimos el tiempo de las Glorias. Es ese contradictorio e ilusionante mes de mayo que guarda las esencias del helecho. De la luz velada de polen. Del esplendor y de las flores.

    Y lo custodia en este período difícil que nos ha tocado vivir. En este devenir de las ausencias,  en este trayecto inesperado y cuesta arriba…



    Intacta está nuestra ansia. No salió la Salud a la calle, ni hemos visto la Alegría por la Judería. Ni habrá nubes de romero,  ni reflejos en el río de simpecados y carretas de plata...

   Pero habrá veintitrés de mayo. Habrá tres días de puertas abiertas, en comunión con todas las Hermandades de Gloria. Y el domingo volveremos a Ella. Volverán los niños y niñas a ofrecerle las flores de su alma. Volveremos a la mirada inocente a la que le debemos todo.

    Porque, hace cuarenta y siete años, Sevilla coronó a su Patrona. Porque cuentan que Ella dijo “Soy de Sevilla” y la ciudad le respondió que era de Ella.

    No podremos besar sus manos,  pero sí pronunciar en silencio un agradecimiento infinito. Como decía Gerardo Diego: “dejarse florecer durante el mes de mayo de alelíes las manos los ojos de distancia”.

    Cada uno de nosotros, acariciará su medalla, ya sea calada o con reverso repujado, y el cordón que la porta. Esos hilos indiferentes, de plata, blancos, azules, de seda, nuevos o desgastados, pero que lo unen todo. Esa medalla, que llegó a nuestras manos, tal vez de un ser querido…

    Pero, siempre,  y de manera invariable, viene a decirnos lo mismo: Dos palabras que lo dicen todo. En el recodo más valioso de nuestra alma. En lo más hondo. En la eternidad. Siempre. Siempre juntos.



Carlos Castro Arroyo
Secretario Segundo