viernes, 17 de marzo de 2017

Documento gráfico: Hace cien años

Traemos a esta sección de documento gráfico una curiosa fotografía que fue portada del diario ABC de Madrid el 17 de abril de 1919. En la instantánea podemos apreciar al paso del Santísimo Cristo de la Buena Muerte, acompañado por Santa María Magdalena con el arco de la Macarena como telón de fondo. Completan la escena los nazarenos de la presidencia, que son de capa a diferencia del resto de los del cortejo de Cristo que eran de cola, el capataz con sus auxilares y la escolta de la Guardia Civil. El resto de personas son una gran cantidad de niños y público que se concentra en ese lugar para ver el discurrir de la Hermandad de la Hiniesta por este emblemático lugar de Sevilla.


Aunque la fotografía está hecha el 15 de abril de 1919 que fue Domingo de Ramos, sabemos por una reciente publicación del investigador José Julio Gómez Trigo, que este novedoso recorrido se produjo desde 1916 hasta 1920, según consta en el Archivo Municipal de Sevilla. El recorrido de esos años fue el siguiente: Plaza de San Julián, actual Madre Dolores Márquez, puerta de Córdoba, Ronda de Capuchinos, Resolana, Arco de la Macarena, San Luis y plaza del Pumarejo, para enlazar con el habitual por Relator. Aunque otras curiosidades nos quedamos con el detalle del paso de la cofradía durante cinco años por el Arco de la Macarena. No conocemos el motivo de este poco conocido recorrido, pensamos que pudiera relacionarse con alguna obra de envergadura por las calles Macarena o Fray Diego de Cádiz, que impidió durante varios años que la Cofradía de la Hiniesta pasara por esta zona, de ahí el rodeo para llegar hasta la plaza del Pumarejo, tanto en cuanto aún no estaba abierto el Pasaje Mallol, hasta finales de la década de los veinte, que era otra alternativa para el recorrido de ida a la Santa Iglesia Catedral. 

Podemos decir que hace cien años la Hermandad de la Hiniesta hacía un recorrido totalmente ajeno a los pensamientos que hoy en día pudiéramos imaginar, por una ronda donde apenas había edificaciones salvo la histórica muralla y algunas casas con zonas de huertas.