viernes, 30 de abril de 2021

Bitácora de San Julián: Días de Gloria, Días de Pasión, Días de Esperanza


Han pasado los días grandes de todo sevillano, este año, de nuevo han sido diferentes, pero sin duda alguna gozosos. El Domingo de Ramos, aún sin salir nuestra hermandad, fue un día para el recuerdo. San Julián olía a Hiniesta, quizás más que nunca, porque las ausencias se hacen mucho más presentes. 

Todo salió a la perfección y el comportamiento de hermanos y vecinos fue ejemplar. Fue un día feliz, muy feliz, lleno de esperanza y de amor a Nuestros Titulares. Desde el principio de la mañana hasta el Martes Santo, nuestra Hiniesta lució en un altar magnifico hecho con el amor que Ella se merece, la música y la devoción hizo el resto.

Los días de Pasión fueron, en todas las hermandades de penitencia, una constancia que Sevilla no olvida, que los sentimientos perduran, que nada queda en el olvido, y las palabras de Charles Dickens cobraban un nuevo significado:

“Era el mejor de los tiempos y era el peor de los tiempos: la edad de la sabiduría y también de la locura; la época de las creencias y de la incredulidad; la era de la luz y de las tinieblas; la primavera de la esperanza y el invierno de la desesperación. Todo lo poseíamos, pero nada teníamos, íbamos directamente al cielo y nos extraviábamos en el camino opuesto. En una palabra, aquella época era tan parecida a la actual, que nuestras más notables autoridades insisten en que tanto, tanto en lo que se refiere al bien como al mal, solo es aceptable en grado superlativo”

                                                        Charles Dickens “Historia de dos ciudades”

Y superlativo fue el comportamiento de Sevilla y muy especialmente del barrio de San Julián que supo estar a la altura de nuestros sueños, a pesar de todo, a pesar de los pesares, a pesar de lo difícil del momento, de los sentimientos a flor de piel, hermosa lección del sentir popular de lo que acertadamente se denomina “religiosidad popular”, tantas veces tan denostada pero que para nosotros es esencial, como esenciales son los cultos que se desarrollan durante todo el año para mantener esa fuerza en los momentos claves. La devoción a nuestros titulares es algo que hay que mantener día a día, no solo un día al año, aunque este sea la clave de todo.

Ahora es tiempo de mirar hacia adelante por lo que la misa de celebración de la Coronación Canónica de nuestra Virgen de la Hiniesta Gloriosa, patrona de la ciudad, se nos antoja fundamental. Cuarenta y siete años después de la efeméride, hay que demostrar que estamos todos allí, con Ella. 

Los que la disfrutamos para recordarlo una vez más, los que no estaban en aquel momento para que tengan conciencia que somos una hermandad con historia y raíces. Que el Azul y Plata es símbolo de nuestra inquebrantable unión a nuestros ancestros y a sus devociones mas profundas. La Hiniesta es Domingo de Ramos, pero también es esperanza y fe para todo el año, sin su energía no seriamos nada. Que no se nos olvide.


miércoles, 14 de abril de 2021


 Rotos de dolor, damos conocimiento de nuevo, de la triste noticia del fallecimiento de Dña. Josefa Arriola, madre de N.H.D. Emilio Balbuena Arriola.

Su familia de la Hiniesta se pone a disposición de nuestro hermano para todo lo que le hiciera falta, y más sabiendo por el momento tan duro que han pasado en estas últimas dos semanas.

Elevamos una oración al Stmo. Cristo de la Buena Muerte por su eterno descanso, y pedimos a la Stma. Virgen consuelo a toda su familia para sobrellevar estos delicados momentos.


martes, 6 de abril de 2021

Nota de Condolencia


 Damos conocimiento de la triste noticia del fallecimiento de D. José Balbuena García, padre de N.H.D. Emilio Balbuena Arriola.

Elevamos una oración al Stmo. Cristo de la Buena Muerte por su eterno descanso, y pedimos a la Stma.  Virgen de la Hiniesta dé consuelo a la familia para sobrellevar estos duros momentos. 

sábado, 3 de abril de 2021

ANUNCIAMOS TU MUERTE, ¿PROCLAMAMOS TU RESURRECCIÓN?

 

    Cuando nos acercamos ya a vivir otra Semana Santa, aunque diferente, me atrevo a compartir esta reflexión fruto de mi experiencia docente durante muchos años con jóvenes y adolescentes.

    Siempre al llegar estas fechas, dedicábamos algunos momentos a profundizar en el sentido de los misterios que vamos a celebrar y nos servíamos de nuestras cofradías, de su arte, de sus misterios, de su simbolismo, de su historia…para entender los acontecimientos más importantes de la Pasión y Muerte de Cristo.

    Me gustaba también compartir los sentimientos que movían a muchos de ellos a ser hermanos de una hermandad, encontrando siempre un nutrido grupo de la nuestra.

    Se les iluminaba el rostro al recordar a sus mayores, a los que le llevaron por primera vez al templo; vibraban con la emoción que les producía la estampa de su cristo o de su virgen con tal o cual marcha; vivían ilusionados las tardes que pasaban colaborando con la priostía, con sus ensayos de acólitos, consiguiendo las mejores fotos de los besamanos; contaban con ansias los días que faltaban para vestir sus túnicas y acompañar a sus titulares y solo les entristecía el pensar, que la lluvia pudiera frustrar una nueva Semana Santa.

    Nuestros chicos y chicas estaban preparados para anunciar, como solo Sevilla sabe hacer que, tras el sufrimiento, la burla y el escarnio, Cristo muere en la cruz y no hay posible consuelo para el dolor de su Madre.

    Pero… nos sorprendería comprobar cuántos de estos chicas y chicas apenas una semana después, reconocían abiertamente no creer en la resurrección de Jesús y menos aún en la existencia de esa otra vida feliz y para siempre que Cristo nos promete.

Y yo me preguntaba ¿qué fe estamos trasmitiendo? ¿podemos conformarnos con alimentar una creencia en hechos históricos, en una Madre y un Hijo que más allá de enseñarnos el camino del bien, obran milagros y constituyen para nosotros el refugio de nuestros males?

Podríamos discutir mucho sobre el tema, pero en San Pablo tenemos la respuesta más contundente: “Si Jesucristo no hubiese resucitado, vana sería nuestra fe”.

Desde aquí quiero animar a cuantos tenemos en nuestras manos la misión de evangelizar y de acompañar a nuestros jóvenes - y las hermandades son sin duda un lugar privilegiado para ello - a que no perdamos la oportunidad de que cada encuentro, cada visita al templo, sirva para contagiar la certeza y la alegría de Cristo resucitado.

Llegará un nuevo Domingo de Ramos, nuestros priostes quizás nos vuelvan a sorprender otra vez con una estampa que aflorará nuestros más íntimos sentimientos, y volveremos a estar listos para anunciar la Buena Muerte de Cristo. Pero, sobre todo, hagamos de San Julián el lugar elegido para que como hizo María Magdalena PROCLAMEMOS SU RESURRECCIÓN.

Loli González Ruíz

miércoles, 31 de marzo de 2021

Bitácora de San Julián: Asaltar los cielos

 


    El asalto a los cielos es mencionado en los poemas de Friedich Hölderlin (1770-1843) y con posterioridad ha sido utilizado el término con el significado de alcanzar lo inalcanzable a través del esfuerzo. En este mes de marzo todos los hermanos de la Hiniesta, no solo hemos asaltado los cielos, sino que gracias a Nuestros Titulares lo hemos conquistado, al menos una parte importante del mismo, el referente a nuestras emociones, a nuestras creencias, a nuestra propia identidad como colectivo. 

    El septenario de la Virgen fue el primer aldabonazo, logramos que un lunes de febrero fuese Domingo de Ramos, lo que no es poco. Con solo ver a nuestra Madre Hiniesta subida a su palio vestida de hebrea, nos provoco a muchos un vuelco al corazón. Después vino el septenario en sí, que de la mano de el sacerdote Plácido Manuel Díaz Vázquez se convirtió en un autentico cántico mariano de alcance muy sentimental. No me importa decir que para la mayoría de los asistentes fue la primera vez que escuchamos aplaudir a toda la feligresía al término del mismo. Si el mes de marzo empezó en todo los alto, el final fue el asedio definitivo de la felicidad como hermano de la Hiniesta.


    Difícilmente se olvidará en San Julián este 28 de marzo del 2021, este Domingo de Ramos, sin procesiones, pero con todo el pueblo de Sevilla en la calle. La parroquia y sus calles adyacentes se convirtieron en un mar repleto de sentimientos azules, de amor a Nuestros Titulares, de emociones que se negaban a ser escondidas y que se convertían en un torrente de lágrimas y de agradecimiento cuando se enfrentaban a ese icónico paso del Cristo de la Buena Muerte acompañado esta vez por su Madre y María Magdalena. Stábat Mater de profunda belleza y sobriedad marcado por unas flores que lo hacían diferente y a la vez eterno. Curiosamente la mera colocación de las imágenes cambió el concepto de las mismas, comprendimos en toda su dimensión la tragedia del Calvario. Un Cristo entregado por amor, una María Magdalena que absorta contemplaba el cuerpo muerto de su Maestro y una Madre mirando al vacío que lo contenía todo dándole sentido a lo que sus ojos querían negar. Y por si fuera poco, la música de la Banda de Arahal y de Mairena del Alcor lo acompañaron durante horas, mientras que los fieles transcurrían pausada y devotamente delante de tan bellas imágenes. Convirtieron el templo en calle y ahora sí, los sentimientos en recuerdos.



    No lo olvidaremos nunca, porque frente a tantos males que nos rodean, frente a la adversidad de una pandemia que se resiste a abandonarnos, allí todos sentimos ayuda y amor. Ver como las lágrimas no se podían contener, ver como tanto mayores como niños se entregaban en cuerpo y alma a sus sentimientos mas íntimos, jamás será olvidado, no puede serlo, porque sentimientos tan puros ya no se tienen, desgraciadamente la sociedad los ha olvidado. Es entregarse sin fisuras a los designios del Altísimo a través de su Amado Hijo y su Madre. Todos, cual Magdalena en el calvario, nos limitábamos a mirar embelesados y a proclamar al unísono, “Este es en verdad el Hijo de Dios”.

    San Julián, una vez más se convirtió en la Jerusalén prometida, y sus vecinos, así como los llegados de todos los confines de la ciudad en busca de ayuda y amor, quedaron saciados. Ciertamente no hubo nazarenos en sus calles, ni palio azul bordado de plata, ni claveles rojos en el paso del Señor, ni sus Titulares pudieron acudir de estación de penitencia a la Catedral Hispalense, pero el efecto sanador se cumplió con creces. El Pumarejo, Relator, Feria, Hiniesta, Moravia... geografía sentimental de cualquier devoto de la Hiniesta... se quedaron sin contemplar nuestra cofradía, pero sin duda les llegó el efecto amplificador del latido que venía de un barrio situado junto a la Puerta de Córdoba. Precisamente del sitio que Ella misma eligió, San Julián. Fue hundirse en el pasado para dirigirnos al futuro. Fue asaltar los cielos.    





viernes, 26 de marzo de 2021

Programación Semana Santa 2021 y medidas de seguridad para el Domingo de Ramos


 Damos información detallada de toda la programación para esta Semana Santa 2021, en la Hermandad de la Hiniesta, tanto para el Sábado de Pasión como para el Domingo de Ramos. 

Dichos actos, serán retransmitidos en directo, a través de nuestro canal de YouTube oficial. En las redes sociales de la Hermandad, se irá poniendo los enlaces para acceder a cada acto. Éstos serán los siguientes:

  • Sábado de Pasión: 19,00 Horas, Misa del Domingo de Ramos.
  • Domingo de Ramos
  • Desde las 11:30 hasta las 14:30 Horas, Veneración de los Sagrados Titulares por parte de los hermanos y a las 15:00 Horas apertura de las puertas de la Parroquia.
  • Desde las 15:00 a las 20:00 Horas, Veneración pública de los Sagrados Titulares.
  • De 20:30 a 21:15 Horas, Acto penitencial.
  • 21:30 Horas, Cierre de la Jornada.
  • Lunes Santo: De 09:00 a 13:00 Horas y de 18:00 a 20:30 Horas, Veneración pública de los Sagrados Titulares, excepto horario de misa.
  • Martes Santo: De 09:00 a 13:00 Horas y de 18:00 a 19:30 Horas, Veneración pública de los Sagrados Titulares, excepto horario de misa. 
  • Jueves Santo: A las 18:00 Horas, misa de la Cena del Señor. 

Medidas de Seguridad

Con objeto de velar por nuestro mayor patrimonio, que son los hermanos, la Hermandad de la Hiniesta ha organizado la Veneración Extraordinaria del próximo Domingo de Ramos adoptando una serie de medidas cuyo objetivo es salvaguardar la salud y la seguridad de nuestros hermanos y devotos y siempre siguiendo las directrices marcadas por CECOP.

Rogamos encarecidamente, tengan a bien observarlas en todo momento:

·        El acceso de los hermanos y devotos se realizará de la siguiente manera:

  • Hermanos con Papeleta simbólica: De 11:30 a 14:30 H, por la puerta lateral de la Plaza de San Julián.
  • Hermanos y devotos en general: De 15:00 a 20:00 H, por la puerta principal de la Parroquia.                

Las autoridades sanitarias nos exigen que se mantenga en todo momento la distancia de seguridad interpersonal incluso fuera del Templo. Para ayudar a ello el recorrido estará señalizado debidamente con marcas en el suelo.

·       Para acceder al Templo es obligatorio usar el gel hidroalcohólico, que estará a disposición en el control de acceso además de pasar un control de temperatura. El impacto que el COVID-19 está teniendo en la sociedad nos llevan a cumplir las recomendaciones sanitarias para tratar de preservar la seguridad en todo momento.  

·   Se accederá al altar a través de un circuito señalizado debidamente, no estando permitido permanecer de manera prolongada en el interior de la Iglesia por motivos sanitarios. Los mayores riesgos de contagio se presentan en las aglomeraciones de personas. Por ello, las autoridades sanitarias y civiles de la ciudad nos han hecho especial hincapié en que debemos, en todo momento, garantizar una ventilación adecuada y evitar que se formen agrupaciones de hermanos y asistentes que pongan en riesgo la salud general. 

·        La salida se realizará por la Puerta de la Calle Moravia. Rogamos que, en la medida de lo posible, se eviten formar grupos en las inmediaciones de la puerta de salida con objeto de favorecer el tránsito de personas manteniendo las directrices sanitarias

·        La Hermandad contará en todo momento con un servicio de atención sanitaria operativo ante cualquier contingencia.

·        A las 20:30 se realizará un acto piadoso sustitutivo de la Estación de Penitencia. Con el objeto de cumplir igualmente con las recomendaciones sanitarias, la Veneración Extraordinaria concluirá a las 20:00 para desalojar el Templo.

 ·        El acceso al acto piadoso se realizará por la Puerta lateral de la plaza de San Julián y será de entrada libre hasta completar aforo máximo permitido

miércoles, 17 de marzo de 2021

Semana Santa 2021


 

De acuerdo con las normas dictadas por la Delegación Diocesana, y teniendo en cuenta las indicaciones de nuestro Párroco y Director Espiritual, los actos y cultos previstos por la Hermandad de la Hiniesta para la próxima Semana Santa de 2021 son los siguientes:

  • Sábado de pasión a las 19:00 Horas: Misa del Domingo de Ramos.
  • Domingo de Ramos a las 10:00 Horas: Misa de Palmas de la Parroquia de San Julián.
  • Domingo de Ramos, desde las 11:30 a las 14:30 Horas: Acto de Veneración de los hermanos a las Sagradas Imágenes Titulares de nuestra Hermandad. 
  • Domingo de Ramos desde las 15:00 a las 20:00 Horas: Veneración pública a las Sagradas Imágenes Titulares de nuestra Hermandad. 
  • Domingo de Ramos de 20:30 a las 21:30 Horas: Acto Penitencial sustitutivo de la Estación de Penitencia. 
  • Lunes Santo con el siguiente horario: 9:00-13:00 Horas y de 18:00-20:30 Horas, salvo horario de Misas en la Parroquia: Veneración pública a las Sagradas Imágenes Titulares de nuestra Hermandad. 
  • Martes Santo con el siguiente horario: 9:00-13:00 Horas y de 18:00-19:30 Horas, salvo horario de Misas en la Parroquia: Veneración pública a las Sagradas Imágenes Titulares de nuestra Hermandad. 
  • Jueves Santo a las 18:00 Horas: Misa de la Cena del Señor. 


La veneración de los hermanos

Entre todos estos actos, en que todas las personas que lo deseen tendrán la oportunidad de estar más cerca de Dios en días tan señalados en el calendario litúrgico y, además, aproximarse a venerar especialmente a nuestros Sagrados Titulares de Penitencia, la Hermandad de la Hiniesta ha querido reservar un lugar especial para sus hermanos.

 Nos encontramos en una época en la que, en condiciones normales, estaríamos sacando nuestra papeleta de sitio desde hace días o preparando nuestra túnica de nazareno o ropa de costalero. Pero no es así. Por segundo año consecutivo nos enfrentamos a la dureza de no poder acompañar a nuestros Sagrados Titulares hasta la Santa Iglesia Catedral, tal y como indican nuestras reglas, y volver a vivir los momentos tan especiales que componen el Domingo de Ramos.

Por eso, hemos querido ofrecer a los hermanos la posibilidad de vivir, siquiera brevemente, esa proximidad y veneración más especial que se da cada Domingo de Ramos en el corazón de cada uno de nosotros. Para ello, los hermanos que así lo deseen, tendrán la oportunidad de retirar su papeleta de sitio (como cada año, aunque en este caso de manera simbólica), que le dará acceso al Templo, siempre cumpliendo todas las medidas sanitarias y de seguridad, la mañana del Domingo de Ramos, en horario de 11:30 a 14:30.

El reparto de papeletas, que también constituye en sí mismo un momento de reencuentro y convivencia, mantendrá la misma organización que cada año y se extenderá desde el 16 al 26 de marzo en horario de 18:30 a 20:30. Todos los hermanos que lo deseen podrán sacar su papeleta de sitio en la casa de hermandad o a través de medios telemáticos. La hermandad ha fijado un donativo mínimo de 10 euros, muy por debajo de la cuota habitual, con el que los hermanos podrán contribuir al sostenimiento tanto de los cultos como de la caridad, las dos misiones fundamentales de nuestra hermandad, en estos momentos tan complicados. Como es habitual, ningún hermano con dificultades económicas se verá privado de su papeleta de sitio por este motivo. Sólo habrá de comentarlo en mayordomía para que le sea expedida la papeleta. Por último, como también viene siendo habitual, los hermanos menores de 12 años que saquen su papeleta de sitio podrán acceder al Templo para la veneración acompañados de un adulto. 

Rogamos a nuestros Sagrados Titulares que nos permitan vivir un Domingo de Ramos jubiloso y una Semana Santa colmada de dones espirituales para nuestra hermandad, que le hagan seguir creciendo en fraternidad.


Francisco Ramos de Alba

Secretario Primero