lunes, 10 de diciembre de 2018

Martes de Caridad


NAVIDAD EN SAN JULIÁN


ACCIÓN SOLIDARIA
Árbol Solidario
Pedimos tu colaboración para que deposites alimentos destinados a los más necesitados.  Entre todos vamos a llenar el árbol.


REYES MAGOS

Ya estamos preparando la llegada de los Reyes Magos de l Hiniesta que van a llenar de regalos la casa de hermandad. Puedes apuntar a los niños de tu familia o realizar una pequeña aportación. Contacta con nosotros en el diputado de Obras Asistenciales José Luis Ramírez 610.322.290 o a través del correo participa@hermandaddelahinesta.es



ACOGIDA
De 19:30 a 20:30 horas

Recibimos a las persona en situación de necesidad que soliciten ayuda



domingo, 9 de diciembre de 2018

Evangelio del 9/12/2018

Segundo domingo de adviento


San Lucas 3,1-6

En el año decimoquinto del imperio del emperador Tiberio, siendo Poncio Pilato gobernador de Judea, y Herodes tetrarca de Galilea, y su hermano Felipe tretarca de Iturea y Traconítide, y Lisanio tetrarca de Abilene, bajo el sumo sacerdocio de Anás y Caifás, vino la palabra de Dios sobre Juan, hijo de Zacarías, en el desierto.
Y recorrió toda la comarca del Jordán, predicando un bautismo de conversión para perdón de los pecados, como está escrito en el libro de los oráculos del profeta Isaías:
«Voz del que grita en el desierto:
Preparad el camino del Señor,
allanad sus senderos;
los valles serán rellenados,
los montes y colinas serán rebajador;
lo torcido será enderezado,
lo escabroso será camino llano.
Y toda carne verá la salvación de Dios».




Lucas describe en qué momento Juan comenzó su ministerio profético “en el año quince del reinado del emperador Tiberio”. Esto significa que cuando Dios escogió acercarse a nosotros, lo hizo asumiendo un momento concreto de la historia y con un rostro concreto, el de Jesús. Desde entonces su presencia da sentido a nuestro compromiso por hacer un mundo más justo y más fraterno, desplegando la fe y esperanza en la salvación.





viernes, 7 de diciembre de 2018

Función de la Inmaculada Concepción



La Real e Ilustre Hermandad Sacramental de la Inmaculada Concepción, Franciscana, Primitiva y Cisterciense Cofradía de Nazarenos de la Piedad de Nuestra Señora, Santísimo Cristo de la Buena Muerte, Santa María Magdalena y 
María Santísima de la Hiniesta Dolorosa y Gloriosa Coronada

Erigida canónicamente en la iglesia parroquial del Señor San Julián de la ciudad de Sevilla consagra a mayor gloria de Dios el 8 de Diciembre de 2.018, festividad litúrgica de la Inmaculada   


SOLEMNE FUNCIÓN
                en honor de su Amantísima Titular la                      
INMACULADA CONCEPCIÓN
PATRONA DE ESPAÑA

En conmemoración del CLXIV aniversario de la proclamación del dogma de concepcionista por su Santidad Pio IX en la bula Inefibilis deus. En el ofertorio de la ceremonia, la Junta de Gobierno en representación de toda la Hermandad hará voto a tan excelsa titular

Oficiada por el

Rvdo. Sr. D. Fernando García Álvarez-Rementería
Párroco de San Julián y santa Marina y Director Espiritual de la Hermandad

Interviene la Coral Polifónica Virgen de la Hiniesta

A la finalización de la Solemne Función se le hará entrega de a los hermanos que cumplen veinticinco y cincuenta años, respectivamente, de permanencia en nuestra Hermandad, de un diploma acreditativo de dicho acontecimiento

“Todo el mundo en general, a voces reina escogida, 
diga que sois concebida sin pecado original”




lunes, 3 de diciembre de 2018

Navidad en San Julián

El próximo sábado 8 de diciembre,  celebramos la Función de la Inmaculada Concepción en la Parroquia de San Julián a las 12 horas.
Finalizada la misa tendremos la inauguración del Belén de la hermandad en el salón de la casa de hermandad . Posteriormente en la Plaza de San Julián volveremos a tener una nueva edición de la Zambomba Solidaria. Con selecto ambigú, música navideña, chocolate,  castañas,  regalos y sorpresas.


domingo, 2 de diciembre de 2018

Evangelio del 2/12/2018


Año litúrgico 2018 – 2019 Ciclo C. Año impar.

Primer domingo de adviento




San Lucas (21,25-28.34-36):

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
«Habrá signos en el sol y la luna y las estrellas, y en la tierra angustia de las gentes, perplejas por el estruendo del mar y el oleaje, desfalleciendo los hombres por el miedo y la ansiedad ante lo que se le viene encima al mundo, pues las potencias del cielo serán sacudidas.
Entonces verán al Hijo del hombre venir en una nube, con gran poder y gloria.
Cuando empiece a suceder esto, levantaos, alzad la cabeza; se acerca vuestra liberación.
Tened cuidado de vosotros, no sea que se emboten vuestros corazones con juergas, borracheras y las inquietudes de la vida, y se os eche encima de repente aquel día; porque caerá como un lazo sobre todos los habitantes de la tierra.
Estad, pues, despiertos en todo tiempo, pidiendo que podáis escapar de todo lo que está por suceder y manteneros en pie ante el Hijo del hombre».





Comienza el Adviento. Es tiempo de preparación para la Navidad, cuando celebraremos el nacimiento de Jesús. A todos nos sale en ese tiempo a flote el corazón de niño, a veces demasiado hundido entre las muchas preocupaciones, problemas y trabajos. Pero las cuatro semanas de Adviento son algo más que un tiempo de preparación para esa celebración. La espera del aniversario del nacimiento de Jesús, nos sitúa en la misma tensión en que vivió el mundo y la creación entera ante el nacimiento del Mesías. Hace dos mil años es como si un escalofrío hubiese recorrido el mundo. El Salvador estaba a punto de llegar. Nos gustaría que la salvación prometida en Jesús se hubiese manifestado ya del todo. Y ésta es precisamente la tensión en que vamos a vivir estas cuatro semanas. La espera de la celebración del nacimiento se nos mezcla con la esperanza de que el Señor Jesús venga definitivamente a nuestros corazones y a nuestro mundo.