viernes, 10 de febrero de 2017

Documento gráfico: nueva cruz del Cristo de la Buena Muerte

Cristo de la Buena Muerte en Santa Paula
El 8 de febrero de 1992 fue bendecida en la iglesia de San Hermenegildo, sede provisional de la Hermandad de la Hiniesta por las obras de restauración de San Julián, la nueva cruz del Cristo de la Buena Muerte, que había sido realizada por el escultor José Pérez Delgado, al haber encontrado xilófagos en distintas zonas de la primitiva cruz. En cabildo general extraordinario de 28 de junio de 1991 se aprobó la ejecución de una nueva cruz, así como el traslado de la imagen al monasterio de Santa Paula para que el Cristo permaneciera custodiado en la clausura durante el periodo en que estaría desclavado. El quinario de ese año 1992 tuvo también que realizarse en dicho convento entre los días 28 de enero a 1 de febrero. Traemos a esta sección de documento gráfico la imagen que aparecía en la portada de nuestro boletín informativo “Hiniesta” en el número 34, correspondiente a enero de 1992, donde se aprecia en la clausura de Santa Paula al Cristo de la Buena Muerte desclavado reposando su cuerpo sobre una blanca sábana y sus pies sobre un cojín burdeos y flanqueado por sus cuatro hachones del paso procesional. En el recuerdo esos días inolvidables en que nuestro Cristo fue acogido por la comunidad jerónima.