viernes, 21 de enero de 2011

Quinario, Vía-Crucis, Función y Besapies del Santísimo Cristo de la Buena Muerte

El próximo lunes 24 de enero, a las 20,30 horas, comienza el Quinario en honor del Santísimo Cristo de la Buena Muerte, que finalizará el día 28 con procesión claustral con Su Divina Majestad y solemne bendición sacramental. La predicación de estos cultos estará a cargo del Rvdo. Sr. Diego Muñoz Fernández, S.J. El día 29 de enero, a las 19:30 horas, se celebrará el ejercicio del piadoso Vía Crucis, presidido por la imagen del Santísimo Cristo de la Buena Muerte por las calles de la feligresía: Plaza de San Julián, Plaza de Moravia, Pasaje Mallol, Santa Paula, Siete Dolores de Nuestra Señora, Plaza de San Marcos, Vergara, Plaza de Santa Isabel, Hiniesta, Lira, Duque Cornejo y Plaza de San Julián. El día 30 de enero, a las 12:00 horas se celebra Función Solemne en honor del Santísimo Cristo de la Buena Muerte, estando la predicación a cargo del Rvdo. Sr. D. Juan Manuel Cazorla Baena, Párroco de San Julián y Director Espiritual de la Hermandad. Durante el resto del día la imagen permanecerá expuesta en devoto besapies, finalizando a las 20:00 horas con el rezo del Santo Rosario por nuestros hermanos difuntos. En estos cultos intervendrá la coral polifónica “Virgen de la Hiniesta”. Las intenciones de estos cultos se harán por el alma de nuestros hermanos Manuel Villegas Quiñones, Alfonso Casellas Carrasquilla, Rafael Ariza Sánchez y Rafael Carbonell Naranjo y por el alma de nuestro benefactor José Pérez Delgado. El segundo y cuarto día del Quinario se realizarán las juras de Reglas de los nuevos hermanos y la renovación del voto de aquellos hermanos que cumplen 16 años y aún no han hecho juramento, según marcan nuestras Reglas.



Convocatoria de cultos

La convocatoria tiene una orla diseñada por Cayetano González, propiedad de la Hermandad. Se ha escogido un color tiniebla. La cenefa que rodea todo el texto de la convocatoria tiene numerosos motivos decorativos, destacando los vegetales y florales, con hojas de parras, uvas, amapolas, espigas de trigo o cardos, todos de profundo simbolismo eucarístico. En la zona superior distintos elementos arquitectónicos han servido de cobijo al marco que encuadra la instantánea en primer plano del Santísimo Cristo de la Buena Muerte, sobre el que aparece un ostensorio con la Sagrada Forma, flanqueado por dos querubines que sostienen espigas y uvas respectivamente. En los vértices superiores dos cartelas con la heráldica de la Hermandad, la mitra con el báculo y la cruz, símbolos de San Julián y el corazón flameante con siete puñales sobre la cruz redentora. A ambos lados de la orla, en su zona inferior y sobre sendas peanas, dos imágenes con la túnica nazarena de nuestra Hermandad, la del cortejo de paso de Cristo, de cola y sosteniendo un farol y la del cortejo de Virgen, de capa y sosteniendo una bocina. Sobre estas imágenes algunos motivos pasionistas como el paño de la Verónica, el martillo, los clavos, el martillo, las tenazas y la escala, una de las tres necesidades de Nuestra Señora. La base de la cenefa tiene motivos iconográficos heráldicos, que recuerdan el origen glorioso de nuestra corporación, así aparece la Virgen de la Hiniesta Gloriosa Coronada al centro, flanqueada por los escudos de Sevilla y pasionista del corazón partido por una espada.

1 comentario:

Jose Francisco dijo...

Gracias en nombre de mi madre, y en el mío propio a la Junta de Gobierno. Mi padre sentía pasión, artística y devocionalmente hablando, por vuestra Hermandad y cada Domingo de Ramos, para mí, él seguirá estando en San Julián. Son muchos los recuerdos que se agolpan, como aquel sueño del Señor en Santa Paula apartado de su Cruz. Esa pasión me la transmitió a mí, y os aseguro que la siento en mi corazón.

De nuevo, gracias.

José Francisco Pérez Roiz
(Hijo de José Pérez Delgado)