viernes, 1 de junio de 2018

Somos la Hiniesta



Ni mejores ni peores, somos la Hiniesta con nuestras virtudes y defectos. Somos mujeres y hombres capaces de hacer grande una institución centenaria, manteniendo viva la ilusión en la hermandad y la devoción por nuestros Sagrados Titulares.

La Virgen de la Hiniesta Gloriosa Coronada, Protectora y Patrona de Sevilla ha estado un mes fuera de San Julián, y en este periodo ha sido ejemplar el acompañamiento que nuestra Madre Celestial ha tenido. Hermanos y familias que han aprovechado su visita al centro de la Ciudad para ver a la Virgen, ¿O ha sido al revés?, han ido a ver a la Virgen y de camino han paseado por la Avenida. En todo caso horas de turno de velas, rosarios, peticiones, fotos para el recuerdo, misas semanales y una celebración del aniversario de su Coronación Canónica maravillosa.

Podemos tener la satisfacción de haber llenado la Parroquia del Sagrario en una tarde de mayo, día laborable pero con una Iglesia imponente repleta de hermanos y devotos de la Virgen. Una solemne función con el esplendor que sabemos dar a nuestros Cultos.


Desde anoche la Hiniesta se encuentra de nuevo en San Julián.  A los sones de la “Salve Hiniesta” de NH Manolo Marvizón, la Virgen se adentro en la Iglesia entre la emoción y las lágrimas de muchos hermanos y la alegría propia del feliz regreso.

El agradecimiento de la Junta de Gobierno a todos los hermanos, sin distinción porque de alguna u otra manera habéis contribuido a vivir unos momentos emocionantes y únicos en nuestro seno. Hemos tenido a la Hiniesta Gloriosa Coronada en el presbiterio del Sagrario de la Catedral de Sevilla, en la capilla Sacramental a la Hiniesta Dolorosa, y presidiendo San Julián al Stmo. Cristo de la Buena Muerte. Y tenemos un cuerpo de hermanos generosos, vosotros que hacéis grande a la hermandad.  



No hay comentarios: